Bruesa, plantilla casi hecha.

Hoy publica Diario Vasco lo que Juanjo Lusa ya adelantó la semana pasada en Herri Irratia y en El Mundo Deportivo: Gomis será el escolta referencia del Bruesa. Sólo falta el 5 titular, que como ya dijo Laso, intentará que sea un 5 polivalente (el concepto de 4 y ½ que se está poniendo de moda). ¿Será el 5 el interior capaz de abrir defensas? Eso dijo Laso que quería… en el puesto de 4, pero ni Hopkins ni Roe han destacado por su capacidad en el tiro exterior (y cuando digo exterior, quiero decir ser una amenaza real desde la línea de 3 puntos).

La plantilla se parece bastante en su concepción a la de la pasada campaña. Obviamente, renovando a 6 jugadores es lógico que así sea. Pero es que además, los fichajes también se parecen al perfil de jugadores que no siguen de la pasada campaña. Eso sí, de nivel y experiencia ACB. Laso siempre ha dicho que quiere jugadores polivalentes capaces de jugar en varias posiciones y capaces de jugar en todo el campo. Esa versatilidad es un arma de doble filo. La ventaja que tiene es que todos hacen de todo y el inconveniente es que nadie es referencia en algo concreto cuando “eso” hace falta. La versatilidad de los jugadores es una ventaja a la hora de confeccionar una plantilla y sin embargo, bajo mi punto de vista, siempre viene bien tener algún especialista. Sobre todo si ese especialista lo es en el tiro exterior y a esa gran virtud le suma la capacidad de defender (al menos con cierto nivel). El mejor tirador del Bruesa es Isaac López, que no debería jugar muchos minutos teniendo por delante a jugadores como Gomis y Panko, además de Sergio Sánchez si juega algún minuto de escolta.
La versatilidad, en mi opinión, la tiene que tener también la plantilla en sí. Esto es, que en el roaster se disponga de jugadores que puedan hacer cosas distintas. Un equipo es versátil cuando puede jugar a todo y eso se consigue con jugadores que hacen de todo, o con todo tipo de jugadores distintos entre sí.

Los “pequeños” del Bruesa son muy de ponerla en el suelo y eso está bien. Cuando rompan a sus defensores y fuercen ayudas, se generarán posiciones para el tiro exterior… ¿de quién? De jugadores polivalentes que hacen de todo y no destacan en nada.
Otra duda que me genera la plantilla es la escasez de altura. A falta de la última incorporación, el juego interior lo forman Doblas (2,06), Hopkins (1,98) y Roe (2,01) ¿Puede ser el juego interior más pequeño de la ACB? Tener un alero alto como Panko (2,02) con su capacidad para el rebote ayuda. Eso es indudable. Más dudas me genera saber cómo se va a defender a jugadores como Weis, Garcés, Borchardt, Eley, Wideman, Savané… Eso por no hablar de los Triguero, Spliter, Andersen, Reyes, Ndong, HernándezSonseca… Hay que tener en cuenta que a Laso le gusta defender sin hacer dobles defensas. “Que cada palo aguante su vela”.
Con esas 2 dudas (no hay mucha amenaza exterior y el equipo es bajito), la plantilla tiene buena pinta. La posición de base está muy bien cubierta con Popovic y Sánchez. El escolta es un referente y una referencia en la ACB. Un jugón de los que se juega muchos balones, pero que sabe pasar. El alero, Panko, acompañado de jugadores como Gomis y Roe, aportará más esos intangibles que tanto se necesitan. Además los rivales deberán prestarle atención ya que es un jugador de mucha calidad. Roe y su “sustitutoHopkins forman una pareja de cuatros de lujo. Sólo falta el 5, ya que Doblas no puede ser el 5 del Bruesa. Así, a falta del pívot hay 7 jugadores de nivel ACB (Popovic y Sánchez de bases; Gomis y Panko de aleros; Hopkins, Roe y el 5 de pívots), López que creo puede aportar y acercase al nivel que la ACB necesita y después están Úriz, Doblas y Andrade que deberán aportar otras cosas y estar preparados para dar el Do de Pecho si hace falta… que esperemos que no.

Esta temporada tiene el hándicap de que la retirada del C.B. Girona no reduce el número de descensos. Hay un equipo menos (que iba a ser de los de pelear por el descenso) y siguen bajando 2, ya que la próxima temporada se debe incorporar el Obradoiro a la competición. Por otro lado, la crisis está afectando a casi todos los equipos ACB y el nivel de muchos de ellos bajará respecto a la pasada campaña. Desde luego, el salto que va a haber entre los que peleen por los títulos y los que peleen por la permanencia va a ser mayor que otros años. El objetivo siguen siendo ganar más de 11 partidos (con 2 partidos menos por disputar), lo que supone ganar al menos el 37,5% de los partidos disputados.

Para terminar y para que sirva como barómetro, el Bruesa tiene un presupuesto para esta temporada de casi el doble del Kalise Canarias.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar