Iurbentia Bilbao 79 – 70 Bruesa

Merecida derrota para el Bruesa en Barakaldo.

En un día de fiesta para el baloncesto vasco, el Iurbentia Bilbao bajó a la tierra a un Bruesa que había conseguido 2 victorias de mérito. Los de Txus Vidorreta siempre se han carcterizado por su eficiencia defensiva y en esta ocasión volvieron a hacerlo. Los bilbainos se cerraban cada vez que el ataque donostiarra pentetraba o buscaba a sus interiores. El Iurbentia planteó el partido cerrando su zona y en cotraprestación, jugándosela al acierto en el tiro exterior del Bruesa. Iurbentia tenía que peocuparse por López y Panko (0/6 y 1/4 respectivamente). Visto que la pólvora estaba mojada, sólo el empuje de Roe y Marconato mantuvieron al Bruesa en el marcador.
Pero el Iurbentia tenía la manija del partido. Desde su defensa construyeron ataques pausados y controlados donde Salgado se sentía cómodo. Continuas penetraciones que desbordaban la defensa donostiarra terminaban con canastas fáciles o con faltas que frustraban a los jugadores del Bruesa. Salva Guardia en la primera parte y Luke Recker en la segunda fueron una pesadilla. Pero la peor pesadilla fue la falta de criterio para afrontar el choque tal y como se produjo. Úriz tiró de su pundonor habitual y Sánchez se desquició intentando que los árbitros le pitaran las faltas que sólo él creía que le hacían en sus alocadas penetraciones. Así, el parcial en el tercer cuerto sentenció el partido. Sólo la relajación en los minutos finales por parte de los bilbainos en defensa permitió al Bruesa maquillar el resultado. Un resultado que puede ser importante de cara al partido de vuelta en Ilumbe.

Siempre en las derrotas es cuando nos acordamos de los que faltan. Y ayer faltó Popovic y el Bruesa no tuvo cabeza. También faltó Gomis que no fichó en pretemporada por el culebrón con el Club Valladolid. Inoperantes desde el exterior, sin acierto y sin cabeza, la fortaleza interior del Bruesa no fue suficiente ante un equipo con oficio. Con mucho oficio.

Bruesa perdió porque su OER fue 0,707, cuando viene siendo de media 0,90. Su eficiencia defensiva estuvo al nivel habitual. Sin duda, se perdió por atacar mal, pero no sólo por el acierto en el tiro.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar