Lagun Aro GBC 74 – 66 Gran Canaria 2014

Triunfo de equipo. Mérito de Laso

Confió en sus hombres
y recibió su confianza
(Foto acbmedia/Luis García)

Intenso choque el vivido el sábado en el DA2016 entre dos equipos con trayectorias opuestas en los últimos partidos, pero con guarismos similares en las, ya, 11 jornadas de competición (un tercio de la liga). Fueron varios los factores que decantaron que la victoria fuese para el GBC y dichos factores no pueden aislarse unos de otros. A mi juicio fue decisivo el tirón (nunca mejor dicho) que dio Baron en el último cuarto a base de triples que para otro jugador diría que mal seleccionados, pero vistas las características del escolta norteamericano no pueden calificarse así. Pero también lo fue la defensa de Sánchez y su intensidad, quien pese empezar con muchas dudas, acabó jugando con soltura. La soltura que te da la confianza de estar aportando. Por último, el nivel defensivo y el equilibrio ofensivo de quienes jugaron el último cuarto. El mérito de todo esto para mi es de una persona (y su equipo de ayudantes): Pablo Laso.

Como viene siendo habitual, Laso optó por salir con Úriz en la dirección. Luego conocimos de sus problemas de salud. En casa Laso está optando por ello. Busca (y consigue, salvo frente a P.E. Valencia) marcar el ritmo e imponer a su propio equipo el nivel de actividad necesario. El sábado Úriz no estaba fluído y la salida de un magistral en ataque Salgado proporcionó al equipo el ajuste que permitió encontrar las mejores opciones. Su dirección y el equilibrio interior-exterior que otorga la presencia de Doblas en pista daban al GBC la manija del partido.

Fue el segundo cuarto, el de las rotaciones, el de tener a Doblas en el banquillo por sus 2 faltas en primero, ese fue el cuarto clave. Quintetos como los formados por Salgado, Lorbek, Sánchez, Skita y Kone; Úriz, Sánchez, Panko, Miralles, Skita… Lo resumió Borja Santamaría en twitter: «y -3 de valoración del GBC en el segundo cuarto…»
¿Porqué digo entonces que ese cuarto, en el que se pierde toda la ventaja, se juega peor, se genera desconfianza, es el clave? Porque Laso en el último demostró tener un plan para obtener la victoria y ese plan incluía, claro a Baron y Doblas, pero también a Úriz y Sánchez (y, obviamente, lo que ellos aportan). Laso les dio confianza y los mantuvo en pista porque pese a no estar dulces en ataque, cumplieron con lo que él buscaba para ganar el partido.

Tal como se puso el partido, Salgado castigado por su mala defensa a base de triples de Bellas, Carrol buscando protagonismo y entrar en juego, los dinámicos 4’s del Gran Canaria desbordando desde fuera a sus pares… Tal como se puso el partido, en el último cuarto Laso volvió al equipo «defensivo». Parecía que sería una rotación de descanso para Salgado, Panko o el mismo Skita (que no hicieron un mal partido en absoluto), pero se convirtió en el equipo que, sumando cada uno su factor, propiciaron un parcial de 16-0 que dió la victoria al GBC.

Lo mejor

  • Además de la victoria y romper una racha de 3 derrotas seguidas, la lección de confianza en sí mismo de Laso y en sus jugadores. Se podrá estar más o menos de acuerdo en sus planteamientos e incluso en sus capacidades, pero Laso cree en lo que hace, cree en sus jugadores y lo transmite. Eso, la confianza, es lo más importante para un entrenador. Tener un plan y llevarlo a cabo con determinación.
  • La dupla Salgado-Úriz está siendo una de las mejores de la competición. Se complementan a la perfección cubriendo cada uno las carencias del otro y vicerversa. Salgado es el mariscal estratega del ejercito romano; Úriz el líder de los guerrilleros bárbaros del norte.
  • Baron es un killer y después de un «valle» (1 de 7 en Badalona) el sábado tocó un «pico» (7 de 11)
  • Doblas es un jugador clave. Es el que da equilibrio al juego de ejército romano de Salgado y de guerrilla de Úriz. Su OER en lo que va de liga es de 1,29 (el mayor del equipo). Su ratio Valoración por posesión es de 1,62 (el mayor del equipo). Su ratio Valoración por minuto jugado es de 0,56 (sí, la más alta del equipo)
  • Panko en un mal partido es el máximo reboteador de su equipo (9 rebotes) y del partido.

Lo peor

  • Sin Doblas el juego se asemeja demasiado al balonmano. Movimiento de balón por fuera (y lejos) de la línea de 3 puntos para acabar lanzando, efectivamente, de 3 puntos sin ser capaces de generar ventajas claras.
  • La mala defensa de los exteriores del GBC castiga mucho a… Doblas, quien es una pieza clave. El cántabro hace 1 falta cada menos de 5 minutos (en los 11 partidos jugados hace 1 falta que 6 minutos)
  • En definitiva, demasiada dependencia de la presencia de Doblas…

Conclusión

Importante victoria por el calendario que le espera al GBC en lo que queda de Diciembre y Enero. Para el GBC Ero sí va a ser una cuesta. Veremos qué tal llega a la cima.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar