Bruesa 84 – 83 Murcia

Alivio.
Ese es el sentimiento que quedó cuando la cuenta atrás llegó a 0. Todos, y cuando digo todos quiero decir todos, los fantasmas que atemorizan al Bruesa y a su afición estuvieron en Ilunbe. Sólo gracias a Doblas y a Úriz, junto a ramalazos de Panko (siempre Panko) y Roe, se consiguió una victoria tan importante como inmerecida. Aunque en el juego de los despropósitos que fue el partido, ganó… el de casa.
El Bruesa salió enrabietado al campo. La derrota en Badalona y la necesidad de demostrar que son algo más que un grupo de veteranos que se motivan cuando quieren (Álvaro Vicente dixit) hicieron ver a un Roe que levantaba el puño cuando conseguía una canasta o a un Doblas desarbolando a Barnes, incapaz de frenarle en 1c1. Pese a ello, Murcia venía con la lección aprendida: Posesiones largas; que no penetren y que sus pivots tiren de fuera; si se la juega alguien que sea Doblas y no Roe; los pequeños atacan y los grandes defienden. Así, pese a un primer estirón del Bruesa, Murcia dominaba el ritmo y en el segundo cuarto llegó a una renta de 11 puntos a favor, justo cuando Dean cometió su 2ª falta personal. En Murcia juegan 6, 7 jugadores máximo. Tienen claro quienes son sus referencias ofensivas y su estrategia defensiva, eso, unido a que no tienen mucho que perder, ha hecho que hubiesen ganado 3 partidos seguidos. Por contra, cuando Bruesa rotó su equipo sacando de pista a Úriz (único que pudo defender medianamente bien a Dean), Doblas y Panko (obsesionado en su supuesta ventaja en el poste bajo frente a Slanina), se deshizo como un azucarillo. Sólo la salida de pista de Dean y la vuelta a la misma de los anteriormente citados hizo que el Bruesa volviese a acercarse en el marcador.
Afortunadamente para el Bruesa Dean no volvió a mostrar en la segunda parte el nivel de la primera… pero el testigo lo cogió Thomas que, defendido(??) por Sergio Sánchez, anotaba o asistía con suma facilidad. Murcia siempre dominaba el marcador con el Bruesa haciendo la goma.
Sólo la épica, la encrucijada en la que unos jugadores con calidad y compromiso como Hopkins y Panko y otros con más compromiso como Úriz y Doblas forzaron la prórroga para que Roe anotase las canastas decisivas.

En una jornada en la que todos los demás rivales directos, menos Murcia y Estudiantes, ganaron, lo mejor sin duda fue la victoria. En cuanto al análisis del juego del equipo, más de lo mismo: Un ataque demasiado estático con demasiados pases y botes fuera del arco de 3 puntos. Una defensa blanda (DER 0,933), frágil y que se desordena en el primer 1c1 ó bloqueo directo. Jugadores que toman demasiadas decisiones de manera individual (poco trabajo de conjunto). Y lo más significativo a mi entender: Dobles y Úriz son los jugadores que en ataque (Doblas) y en defensa (Úriz) marcan la diferencia… No entenderse mal. En mi opinión ambos están jugado si mejor baloncesto. Doblas está rindiendo muy por encima de lo esperado y se ha erigido como el 5 titular indiscutible del equipo (Marconato jugó apenas 4 minutos), mientras que Úriz, que ya no pierde tantos balones como antaño, es el base más completo del equipo. Pero el asunto es que en el base se fichó al mejor base nacional del mercado (Sánchez) y una joven esperanza europea como Popovic (quien maravilló en el Dinamo Moscú y decepcionó en Málaga). En el Pivot, los fichaes eran Marconato y Roe (además de Hopkins). ¿Quien podía apostar que los «locales» Doblas y Úriz iban a ser tan importantes? Como me dijo un gran entrenador de baloncesto: «Si Doblas y Úriz están mucho en pista, es que algo está mal».

Opinen, opinen…

Crónica de Gorka Lekaroz.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar