Lagun Aro GBC 72 – 96 MMT Real Madrid

5ª Derrota consecutiva. Esperable y mal venida.

En la liga ACB cualquiera puede ganar a cualquiera, pero cuando la diferencia es tan grande y sobre todo, los estados de ánimo son tan opuestos, lo lógico es que suceda lo que ha sucedido en el Donostia Arena: Abultada victoria del MMT Real Madrid.

No empezó el partido de ese modo. Empezó con un Lagun Aro metido en el partido y con sus jugadores clave aportando lo que de ellos se espera. Panko capturaba 4 de sus 5 rebotes en los primeros 3 minutos; Ignerski anotaba los lanzamientos de 3 puntos que sus compañeros le ofrecían; Sánchez rompía la defensa de Prigioni y desarbolaba la desconcentrada defensa merengue. El partido se planteaba al ritmo que al Lagun Aro le gusta: Intercambio de canastas.
Messina rotaba y rotaba su banquillo en busca de intensidad mientras Lagun Aro lo hacía en busca de oxígeno para aguantar el ritmo todo el partido.
Una vez más, ese tiempo en el que los jugadores de banquillo deben aportar fueron los que hundieron al Lagun Aro. Es lógico cuando enfrente tienes un equipo cuyo banquillo está formado por Llull, Bullock, Vidal (inédito), Dasic, Garbajosa, Reyes y Tomic. Lo cuestionable puede ser el cómo se producen esas rotaciones por parte del Lagun Aro ya que esta vez sí sus jugadores clave (salvo Barbour, quien merece una reseña aparte posterior) estaban aportando. Panko estaba (lo está siempre), Ignerski y Sánchez esta vez también. ¿Porqué llevarlos a los 3 al banquillo juntos? Esos minutos en los que el equipo está sujetado por hombres como Hopkins, Rai López, Miralles, Detrick y Barbour son los que, habitualmente, acaban lastrando el devenir del partido. El MMT Real Madrid ha encontrado en la defensa presionante que hacía al Lagun Aro jugar a más de 8 metros de distancia al aro y en castigar la defensa exterior del Lagun Aro. El MMT ha lanzado 45 tiros de 2 puntos con un 62% de acierto. Penetraciones y balones doblados a los pivots. En el MMT 7 jugadores han estado por encima de los 10 puntos en anotación (Prigioni 10, Lavrinovic 11, Jaric 11, Reyes 12, Kaukenas 16, Velickovic 11 y Bullock 14) y han obtenido un OER de 1,231 (96 puntos en 78 posesiones).

¿Qué le pasa al Lagun Aro?
Recordemos que uno de los factores críticos para el éxito es la gestión de los malos tiempos. Cuando vienen mal dadas, cuando se llevan 5 derrotas consecutivas con sus respectivas 5 semanas de entrenamientos con esa losa encima. Esa gestión de las rachas negativas es lo que decide.
Hoy el Lagun Aro ha empezado muy bien. El problema viene cuando los jugadores que lo han hecho tan bien, después de pasar por el banquillo saltan de nuevo a la cancha y no son ni una sombra de lo que eran apenas unos minutos antes.
No hay duda que el Lagun Aro está pasando por un momento de baja autoestima. Barbour, Sánchez, Ignerski son jugadores que dependen mucho de su nivel de confianza y cuando las cosas no les salen bien suelen borrarse. Hoy Sánchez e Ignerski estaban hasta que han pasado por el banco. ¿Pero qué hacer?

Bases
Este equipo está decapitado. No hay un referente el puesto de base. Debe serlo Sánchez, pero entre su rendimiento y el desconcierto general no lo es. En el partido de hoy hay unos datos claros:
Sánchez: 17:33 minutos, 8 puntos en 6 posesiones (OER 1,333), 5 asistencias 1 balón perdido.
López: 22:17 minutos, 6 puntos en 12,5 posesiones (OER 0,48), 2 asistencias y 4 balones perdidos.
¿Porqué siendo 2 bases del mismo corte (características similares) y rindiendo menos sale más el joven y pequeño López? López no es ni la mitad de la amenaza que supone Sánchez pese a que éste no esté en el mejor de los momentos ni sea el mejor de los bases. ¿Y Úriz?
Hoy, después de haber jugado el último partido de base titular y más de 20 minutos, juega de escolta con López de base y «sufre» la explosión y mala defensa de los bloqueos donostiarra a Bullock. En 2 minutos ve truncadas todas sus esperanzas de jugar. Lo que ocurre es que es el único base complementario en características a Sánchez y López (penetradores jugadores de rachas anotadores y flojos defensores). Bueno, complementario o «diferente» al menos. Lo cierto es que la dirección en el Lagun Aro es una de las claves que deberán tratar y conseguir equilibrar para conseguir el difícil objetivo de la permanencia.

Barbour
No está. Es un jugón que depende de su estado anímico. No está y sin él, el Lagun Aro sufre porque su capacidad de romper defensas es más que necesaria. ¿Cómo recuperarlo? Eso es algo que el equipo técnico del Lagun Aro debe estar tratando con suma atención. En el partido de hoy Laso ha decidido darle minutos al final para que se encontrase a sí mismo. Ha conseguido forzar alguna falta, ir la línea de tiros libres y conseguir unos puntitos. Eso es mejor que nada. Su falta de manejo en la mano izquierda (sólo juega hacia su derecha) y deficiente tiro exterior está castigándolo en exceso. ¿Es un jugador para la ACB? ¿Tiene, además de unas piernas portentosas, la mentalidad para triunfar? Toda la segunda vuelta es una gran oportunidad para demostrar que Laso no se equivocó dándole la alternativa en ACB.

No es la derrota ante el MMT Real Madrid lo que deba preocupar ni siquiera sumar la 5ª consecutiva. Es la actitud del equipo en el siguiente envite. El siguiente Cajasol. Después el siguiente y hay que recuperar la confianza. Eso se consigue con determinación y fortaleza mental. Se consigue dándolo todo todo el tiempo, no sólo unos minutos. Trabajo, costancia y esfuerzo. Creer en lo que se hace y hacerlo.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar