Un fin de semana en Lekeitio

Lekeitio es un pequeño pueblo pesquero de la costa vizcaína. Allí, el hotel Emperatriz Zita (3 estrellas) dispone de un pequeño Spa bastante anticuado y sobre todo, con escaso trabajo de mantenimiento.
Las habitaciones son amplias y austeras, eso sí, están limpias y las camas son cómodas. Tienen un menú por menos de 25 € que está bien y sobre todo es generoso. El desayuno es un bufet con buenos productos (buen café, zumo natural, jamón de ibérico…). Su ubicación es excepcional. En primera línea de playa y a escasos 50 metros del centro del pueblo.
Nota media: 7.

Para cenar, el puerto tiene varios restaurantes típicos, pero si se quiere algo fuera del circuito turístico total, merece la pena desplazarse 100 metros y en la calle Igualdegi 3 se encuentra el Zapirain. No es barato, pero hacen muy bien el pescado y el habiente es muy hogareño.
También nos recomendaron el Nerea y el Mesón Arropain, pero no pudimos visitarlos.

Lekeitio tiene bastantes bares en sus marineras calles empedradas. No es fácil encontrar pintxos en ellos, tal vez en los bares cercanos al puerto y a su gran iglesia gótica (precioso pórtico) hay alguno. Eso sí, los precios son más económicos que en las capitales vascas.
Sobre la cofradía de pescadores hay un bar con mesas y billar y precios populares (3,50 € en cubata).

Perfecto para una escapada invernal para relajarse y disfrutar de buenos restaurantes y bonitos paisajes.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar