Bruesa 77 – 67 CAI

La victoria de la necesidad. Después de tres derrotas consecutivas y de no estar dando una buena imagen, Bruesa se enfrentaba a un rival directo y ganó por necesidad. Por imperativo legal.
El partido comenzó con el Bruesa manifestando los mismos defectos del pasado: Mala defensa y atasco de ideas en ataque. CAI castigaba con un desquilibrante Quinteros la endémica mala defensa donostiarra. Era desolador ver que con un simple bloqueo indirecto se generaban tiros cómodos para el escolta argentino. En la otra canasta el Bruesa jugaba con sus jugadores demasiado estáticos. El balón estaba demasiado tiempo en las manos de los jugadores. No había pases. No había circulación de balón. El CAI, liderados por Quinteros (11 puntos en el primer cuarto), pero sólo por Quinteros (10 puntos el resto del equipo), dominaba el ritmo, el juego y el marcador.
El segundo cuarto seguía las mismas costantes salvo que la entrada de Popovic emepzó a modificar la eficacia defensiva del Bruesa. Eso unido a los minutos de descanso que Curro Segura le dio a Quinteros cortocircuitó el ataque maño y de dominar por 10 puntos de diferencia a 4 minutos para la conclusión de la primera parte (23-33) se pasó al final 32-33. Lo más importante en este segundo cuarto fue la lesión de Sergio Sánchez y la confirmación de que Roe tampoco estaba para jugar.
Sin mucha rotación posible, Bruesa encontró a Panko y Hopkins liderados por Popovic como pilares del equipo. Pese a ello y tras el flojo segundo cuarto de Quinteros (0 puntos), volvió a asumir el peso ofensivo de su equipo y volvió a marcar el ritmo del partido. Sólo tras el incidente con Popovic en el que el argentino utilizó las clásicas artimañas pamperas a las que el servio reaccionó mal, pero los árbitros entendieron que fue Quinteros quien provocó el incidente y éste se descentró y empezó a jugar contra el Bruesa y contra los árbitros. Iba para MVP de la jornada y acabó con unas correctas estadísticas y con la responsabilidad de la derrota de su equipo. En este ambiente épico es cuando el Bruesa se encuentra más cómodo. Popovic dirigió con criterio el ataque y contagió a sus compañeros en defensa. Panko se mostró presente en todos los aspectos del juego, ayudando muchísimo bajo ambos aros y sacando ventajas de su capacidad física. Hopkins dio un paso al frente tras la lesión de Roe. El nacionalizado español siempre consigue grandes actuaciones ante el CAI.

Bruesa ganó un partido importante para ellos con unos números no buenos en ataque, pero sí en defensa. Esta vez, después de ajustar su defensa sobre Quinteros y visto que nadie, salvo Green en el último cuarto, en el CAI acompañaba al argentino, Bruesa tuvo un rendimiento defensivo superior a lo que venía haciendo (DER 0,757).

En la estadística Más/Menos destacaron Starosta (+12), Guerra (+12), Panko (+8) y Doblas (+7).
En la estadísitca cuando el jugador está en pista Doblas (+12), Popovic (+11), Panko (9) y Guerra (+1)
La Valoración Sedena (en función de lo ajustado del marcador) dice que el mejor jugador del partido fue Green (9,10) seguido de Marconato (6,90) y Hopkins (4,50).

De las sensaciones que me quedaron después de terminar el partido, destaco la recuperación de Popovic. Si sigue en esta línea se consolidará como el Base del equipo. Esto puede llevar a Sánchez a jugar muchos minutos de escolta y creo que ésta sería la mejor opción si no se ficha a un escolta generador de juego (lástima Gomis…).
Sigo sufriendo cuando veo defender al Bruesa. Pecan de ir a remolque del ataque rival y en ACB es dar demasiada ventaja.
Importante victoria que tanto afición como equipo (por como declararon al terminar el partido) esperan que sea un punto de inflexión.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar