Melilla 80 – 84 Bruesa

Importante victoria la del GBC en Melilla. Sin TV y con el servidor de febtv saturado para mi, no vi el partido, así que en cuanto a crónicas tengo que conformarme con lo escrito por NdG y DV (el MD no sube las noticias de Lusa. Lo lamento. Los días de partido siguen dando espacio al análisis del rival por parte de Aitor Uriondo, que es muy interesante). De las dos crónicas unos dicen que Panko tomó el timón en la segunda parte (24 pts. en ella) y otros dicen que la defensa… En fin.

Yo saco algunas conclusiones de la lectura de la estadística:

Laso da la batuta a Úriz.
En este partido el navarro juega 36:14 minutos. Sala 3:46. El estado de forma, la intensidad que aporta al juego, el estilo en el que mejor se desenvuelve el equipo, pueden ser la causa. También el mal momento del base madrileño. Habrá que ver si se confirma la tendencia, ¿pero podríamos ver en este hecho quien cree Laso que ha sido el causante de las anteriores derrotas del GBC? ¿Será un toque de atención? Lo que está claro es que el equipo necesita a Sala en su nivel. Esperemos que este partido sea un punto de inflexión y el castigo le sirva para reaccionar.

Panko vuelve a su nivel.
No sólo en cuanto a puntos (26) y valoración (37). También en la cantidad de posesiones que tuvo (23 sobre las 87 del equipo). Su calidad es incuestionable y debe jugarse muchos balones. En este partido el equipo le busca y él también busca el balón. Se nota.

Rotaciones las justas.
Ni Amador (como siempre) ni Nocedal juegan. La base del equipo son Úriz (36 minutos), Panko (34), López (24), Hopkins (que parece que recibió un golpe y no jugó casi en la 2ª parte, 23 minutos) y Arco (22).
Los demás, Faverani (15), Andrade (14), Arteaga (13), Doblas (12) y Sala (3).

Dominio del rebote.
El GBC captura 35 rebotes por los 20 que coge el Melilla. De ellos el GBC suma 11 en taque por 4 del Melilla. Esto permite que el GBC tenga 8 posesiones más que el Melilla y pese a que su OER es peor, consigue 4 puntos más que su rival y la victoria.

La defensa sigue siendo permisiva.
Así lo demuestra el OER del Melilla (1,013). Melilla anotó con unos porcentajes del 56% en tiros de 2 y del 50% en tiros de 3. Sólo los tiros libres estuvieron en lo que viene siendo su media de la temporada (59%).


Los exteriores acompañan a Panko.
Con el regreso de López, secundado por Arco y pese al mal partido de Hopkins, el ataque donostiarra volvió al nivel de excelencia habitual. Este vez la defensa contraria no acertó dejando tirar a los exteriores del Bruesa. Arco estuvo sensacional con un 5 de 7 desde la línea de 3 y un OER de 1,789. López estuvo en un 50% (3/6) en los tiros de 3 y acabó con un OER de 1,091.
Panko no acompañó en el tiro de 3 (0/2) sin embargo forzó mucho más en tiros cercanos (8/10 en tiros de 2 y 12 faltas recibidas). Su OER 1,13.
El OER general fue de 0,96 (ligeramente inferior a la media de la temporada: 0,987)

La clave.
Podemos concluir que, estadísticamente, la clave volvió a estar en el dominio del rebote, que posibilitó que el Bruesa tuviese 8 posesiones más. Ese fue el factor clave por encima de la permisiva defensa del GBC, de la participación en el juego de Panko (ver posesiones que dispone, faltas recibidas y tiros de 2), o del mal partido de Hopkins.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar