Querido Rafa

Querido Rafa:

Sigo viéndote entrar con tu gorro de lluvia por la puerta del bar. Escondiendo tu mirada entre la minúscula ala de ese sombrero de otra época y los cuellos de tu impermeable, también de otra época.
Acercándote a la barra, sacudiéndote el agua, tu saludo y esa copa de vino que siempre acompañaba una conversación.

Recuerdo tus noches con Pedro. Debatiendo de filosofía, música y lo banal de la modernidad. Esas argucias populares y efectistas de la música popular de las que te mofabas.

Rafa Berrio en el Geralds Bar -2016-

No olvido cuando regalaste tu guitarra eléctrica a aquella niña que te idolatraba… y sin poder hacerla sonar, te la colgaste al cuello y el aura de ese artista que siempre has sido llenaba el bar.

Compartí un escaso tiempo contigo y sin embargo lo siento tan vivo en mí.

Te vas y yo, nosotros, ya te añoramos.

Que la eternidad te sea leve y que dejemos de vivir esta vida como si un Simulacro se tratase.

Goian Bego

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar