El rendimiento de Faverani

El pivot brasileño es una de las jóvenes promesas a nivel mundial. Con sus 19 años, sus 211 cm. y sus 128 Kg., unidos al talento que se le presupone, tendría que estar marcando diferencias dentro del equipo y ante los rivales.
Faverani es un jugador con excelentes capacidades físicas. Pero hay algo en él que le está impidiendo progresar en el deporte profesional.

Pertenece a la disciplina del Unicaja que, con buen criterio, lo está cediendo a otros equipos para que disponga de minutos y complete su formación… o para no tener que pagar su contrato íntegro y si no despunta…

La pasada temporada estuvo en Zaragoza, donde fue cortado debido a su apatía y falta de rendimiento cuando llegó Curro Segura. No guardan un buen recuerdo de él.
Aquí hasta la fecha su rendimiento tampoco está siendo bueno. Es más, está siendo malo. No sólo por sus malos números, sino porque su actitud es negativa para el grupo. Él parece ir a lo suyo.

Analicemos sus números:

Juega 13 minutos de media en los que hace 6 puntos; coge 1,5 rebotes con una valoración de 2.
Pero profundicemos en estos datos.
En los 13 minutos que está en pista tiene 8,3 posesiones de media. Teniendo en cuenta que el equipo tiene 2 posesiones cada minuto (77,3 en el total del partido), Faverani acapara el 31% de las mismas en el tiempo que está en pista.
Las cuentas son claras: 5 jugadores, 20% para cada uno. Si él se juega el 31% de las posesiones, otros no se las juegan.
Bien, su OER es de 0,74. Esto es, 0,74 puntos por cada posesión. El OER medio del equipo es de 1,12. Cuando él está en pista jugándose el 31% de las posesiones del equipo el OER medio del equipo baja a 1. Ese 0,12 que parece baladí, significan sobre 9 puntos menos anotados en cada partido, pasando del actual 86,4 a 77,3 puntos por partido. Si Faverani se jugase el 20% de las posesiones que tiene, el OER del equipo sólo bajaría a 1,04. Entonces la anotación del equipo sólo bajaría 6 puntos de media, hasta los 80,4.
Tengamos en cuenta que el GBC está recibiendo de media 82 puntos por partido. En ninguno de los casos, con Faverani en pista se podrían ganar partidos.

¿Qué ocurriría si en vez de a Faverani ponemos al otro 5 del equipo jugándose sus balones? Arteaga tiene un OER de 1,27 y se juega una media de 4,4 posesiones por partido (el 17%). Si se jugase, como el brasileño, el 31% de las posesiones del equipo, la cifra de puntos totales aumentaría hasta los 90,1 puntos por partido (OER de 1,17 y casi 4 puntos más de media). Contemplando las posesiones que se juega Arteaga, si jugase en el puesto de Faverani, jugándose su 17% habitual, la media del equipo subiría 88,5 por partido (OER de 1,15 y 2 puntos por partido más de media).

Estos datos miden sólo el rendimiento ofensivo. Habría que evaluar qué pasa en la defensa cuando está Faverani o Arteaga en pista. De todos modos, creo que son suficientemente significativos.

Faverani hasta el momento no solo no aporta, sino que resta al rendimiento del equipo. Para corregir su tendencia, debería empezar por reducir el número de posesiones que se juega. Muchas veces fuerza demasiado la situación para conseguir canastas en detrimento del equipo. Sólo jugarse las posesiones claras en las que desborda con su uno contra uno. Siendo como es además, un jugador con mucha ansiedad de notoriedad, mejorar sus porcentajes le daría confianza y permitiría que no bajase los brazos tan pronto.

Tiene muy buenos maestros rodeándole (Laso, Hopkins, Panko, Andrade…) de los que tiene mucho y bueno que aprender. Tal vez debería bajar sus miras; centrarse en el presente y olvidarse se cantos de sirena tipo NBA. Por paradójico que parezca, tal vez así se cumplan…

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar