Lagun Aro GBC 75 – 82 Power Electronics Valencia

Impotentes ante un equipo serio, grande y concentrado

Javkotas anotó 8 como éste.
ACBPHOTO/Luis García

¿Por qué ganó P.E. Valencia y perdió el Lagun Aro GBC? Porque el Lagun Aro GBC no supo ni pudo romper la defensa taranja.
El «nuevo» equipo de Pesic planteó una defensa presionante a toda pista intentando poner las máximas dificultades posibles en el primer pase y después ralentizando la subida del balón para robar segundos al ataque estático del Lagun Aro. Después, presionaba líneas de pase para que ningún jugador recibiese en una distancia cómoda de ataque a canasta. Siguiente paso: negar el centro a costa de permitir penetraciones hacia la línea de fondo… donde esperaban lo grandes (Javtokas, Lishchuk, Claver…) Una secuencia de «trampas» en toda regla. ¿Y cómo romper esa defensa? Jugando desde el poste bajo. Cuando el Lagun Aro conseguía meter el balón a Doblas en el Poste bajo, se generaban ventajas para el Lagun Aro. Pero eso no era fácil. Javtokas castigaba a Doblas en ataque, lo que cargó al cántabro de faltas y en Lagun Aro nadie más puede jugar ahí… Bueno, Panko puede hacerlo, pero le defendían los 208 centímetros de Claver, así que tampoco…
Doblas termina con 16 puntos y un OER de 1,778 (muy superior al general que es de 1,027). ¿OER de Miralles, Kone y Skita? 0,8, 1 y 1 ¿Y Panko? 0,947
Así, sólo Doblas fue capaz de superar en ataque a su par y a la defensa del Power Electronics Valencia en general. Su problema fue que Javkotas le superó a él consiguiendo anotar en prácticamente todos los balones que se jugó (18 puntos en 10,5 posesiones)

Así pues, con un Lagun Aro GBC que no puede correr y se ve obligado a jugar en estático, sin dominar el juego al poste bajo y sin encontrar remedios a la defensa planteada por Pesic, jugó un partido gris. Sin dar en ningún momento la sensación de poder encender la mecha y de cambiar el guión que Pesic y los suyos plantearon. Por contra, el Power Electronics Valencia jugó siempre con el viento a favor de su planteamiento y con calma y cooncentración al final del choque.

Lo mejor

La solidez de Doblas. El cántabro está afianzado en el equipo y en la ACB. Se le ve confiazo e inspira confianza a los suyos. Pese a ello, por su movilidad y capacidad de salto, sigue sufriendo mucho ante pivots tan fuertes como él y algo más grandes (Javkotas por ejemplo).
Baron es regular y se juega muvhos balones con sentido y acierto.
Se corrige levemente la sanbría de pérdidas de balón.

Me fijé en los tiempor muertos del P.E. Valencia y vi que todos (cuando digo todos, es todos. titulares y suplentes) escuchan a Pesic. No que sólo le oigan. No. Le escuchan.

El público cada vez entiende más de baloncesto y de cuando presionar. Pese a ello fue un día difícil para ejercer su influencia.

Lo peor

El Lagun Aro GBC no es capaz de cambiar la dinámica del partido si Úriz es titular…
Lagun Aro GBC no da signos de «entender» los partidos cuando estos no se juegan a lo preparado. Cabe dentro de lo lógico, viendo el nivel mostrado por el P.E. Valencia, perder, pero esa tendencia que en el pasado reciente del club se instauró, empieza a asomar. Se juega «sota, caballo y rey» y es «sota, caballo y rey». Si eso no sirve, se sigue jugando «sota, caballo y rey»…
Sólo se recuperan 2 balones. Uno Doblas y otro Úriz.
Con Doblas en un 75% en tiros de 2 puntos, el equipo se queda en un escaso (¿y precipitado?) 46%.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar