Los factrores críticos del éxito: Análisis de la temporada

Terminada la temporada regular en la ACB y por tanto terminada la temporada para el Bruesa GBC, es momento de repasar los factores críticos del éxito que al comienzo de la temporada expuse.

Lo primero de todo es valorar la temporada como positiva por la consecución del objetivo de la permanencia. Pese a que Miguel Santos al comenzar la temporada vendió algo de humo diciendo que se planteaba objetivos más ambiciosos (y como Iker Sagasti comentó, pudo presionar a su propio equipo y su propia afición), el verdadero objetivo era la permanencia. Un objetivo tan real y realista como complicado (que se lo pregunten a los aficionados del CAI Zaragoza…) para un recién ascendido.
Y bien, ¿qué nos dice el análisis de los factores críticos del éxito sobre el «éxito» del Bruesa? ¿Qué lectura podemos hacer de las estadísticas de esta temporada? Entremos en materia.

Factor 1: Estabilidad.
No hay duda de que este factor se ha cumplido con creces. El Bruesa ha mentindo su estructura (salvo el cambio de presidente) intacta en todos sus estratos. Mismo cuerpo técnico y mismos jugadores durante toda la temporada. No se han producido lesiones de gravedad, aunque sí alguna de varias semanas de duración) y eso también ha ayudado. Tampoco hay que olvidar el tiempo de crisis que vivmos y fichar no es barato. Pese a todo, es muy de destacar la paciencia y confianza que directiva han tenido en el cuerpo técnico y éstos en los jugadores. No cabe duda de que eso facilita la cohesión y con ello, los resultados.

Factor 2: Factor Cancha.
Bruesa ha ganado 8 partidos como local y ha perdido 8 partidos como local. Exactamente el 50% de los partidos. Cumple pues la media de un equipo que mantiene la categoría.
De las 11 victorias conseguidas 8 han sido en Illunbe y 3 fuera. En este sentido, las victorias ante TAU y Unicaja compensan las derrotas ante rivales directos como Fuenlabrada, Granada, Cajasol y Menorca (equipos que no han entrado en Playoffs).

Factor 3: La otra liga.
Enlazando con la última frase, se hace curioso el análisis de este tercer factor. «Estadísticamente los equipos que consiguen la permanencia (sin entrar en Playoffs) consiguen el 70% de las victorias entre ellos” –dice Sama en su blog-. «Los equipos que descienden consiguen el 35% de esos enfrentamientos directos, el resto el 54%«.
Bien, esta campaña en la que parecía haber tantas diferencias y sólo Iurbentia, Fuenlabrada y Manresa nadaban entre 2 aguas, efectivamente el 72% de las victorias se han conseguido entre ellos, pero es curioso que ningún equipo ha bajado del 50% de victorias en los enfrentamientos directos. El peor: Cajasol (50%. De 10 victorias totales 5 han sido contra rivales directos y se han salvado). Los mejores:
Menorca 8 victorias, 7 ante rivales de la otra liga (88%)
Zaragoza 8 victorias, 7 ante rivales de la otra liga (88%)
Fuenlabrada 15 victorias, 12 ante rivales de la otra liga (80%)
Murcia 9 victorias, 7 ante rivales de la otra liga (78%)
¿Paradógico? Si miramos las victorias obtenidas en los 16 partidos disputados entre todos los rivales de la otra liga, la estadística es más clarificadora:
Fuenlabrada 12 victorias (75% entre rivales directos)
Manresa 9 victorias (56%)
Granada 9 victorias (56%)
Estudiantes 8 victorias (50%)
Bruesa 7 victorias (44%)
Murcia 7 victorias (44%)
Menorca 7 victorias (44%)
Zaragoza 7 victorias (44%)
Cajasol 5 victorias (31%)
Así pues, en una temporada con un un plantel impar y 2 partidos jugados menos, la permanencia ha situado en 9 victorias (las obtenidas por el Murcia). Fuenla, Manresa y Granada han hecho sus deberes «sólo» con los partidos de la otra liga. Estudiantes casi, el resto han tendo que «sorprender» a algúno de los 8 grandes para conseguir el objetivo y destaca sobremanera Cajasol, que ha suspendido en su liga y ha competido con mucho mérito en la otra.

Factor 4: Un quinteto sólido.
El quinteto que más minutos ha jugado en el Bruesa es el formado por:
S. Sánchez, I. López, A. Panko, L. Roe y D. Doblas que han disputado de media 123 minutos (de 203 de media del equipo -contando prórrogas-). Esto deja el dato de que el quinteto más sólido juega un 61% del tiempo. Históricamente, en los equipos que se mantienen, la aportación de los jugadores de rotación no supera el 33%. Para el Bruesa de esta temporada, esta factor tiena varias lecturas. La primera es el estilo de juego y dirección de Laso. Defensor de una rotación larga, hasta 9 jugadores han jugado de foma regular. También hay que contar con la edad de los jgadores, ya que a «viejos roqueros» como Roe, Hopkins y Marconato principalmente no se les puede pedir 35 minutos por partido. Luego está el rendimiento de algunos jugadores llamados a ser importantes y que no han cumplido (algunos menos otros más) las espectativas. Son los casos de Roe (26 minutos), Sánchez (23), Popovic (21) y Marconato (16). Su aportación debía haber sido muy superior. Así, este factor (el quinteto sólido) no se ha «aprobado» y eso puede ser debido a una planificación de la plantilla, a un mal aprovechamiento de la misma y/o bajo rendimiento de jugadores.

Factor 5: Las distancias cortas.
De todos partidos que ha disputado el Bruesa y se han decidido por 5 puntos ó menos, han ganado 3 y perdido 4 (43%). Algo por debajo de la media de los equipos que no entran en Playoffs y tampoco descienden (el 46%), pero hay que tener en cuenta que esta liga ha sido 2 partidos más corta y también que el descenso ha estado algo más barato que otros años.

Factor 6: Los malos momentos.
Tal vez asociado al primer punto, hay que reconocer que el Buesa ha sido capaz de mantener la calma necesaria para gestionar los malos momentos de la temporada. El Bruesa ha perdido un máximo de 6 partidos de forma consecutiva. Desde el 15 de Febrero ha conseguido un record de 5 victorias por 7 derrotas y nunca más de 2 derrotas consecutivas. Esta estabilidad ha permitido que el equipo alcanzara la permanencia a falta de 3 jornadas para la conclusión de la competición.

Así, a modo de conclusión, podemos decir que el Bruesa ha cumplido con nota con los factores del éxito, aunque en alguno se vean algo raspados. La impresión general, teniendo en cuenta los números, el Bruesa ha hecho bien su trabajo. ¿Mejorable? Sí. Por supuesto, pero no debemos cegarnos por las impresiones subjetivas. A veces mirar las estadísticas y compararlas con las del conjunto de la liga nos da la perspectiva necesaria para evaluar a nuestro equipo con cierta objetividad.

Intentaré realiar otro artículo analizando un poco más en detalle las estadísticas de los equipos. Sus OER-DER, número de posesiones… Hay en ellas también lecturas curiosas e interesantes.

Termino diciendo que yo seguiré apoyando al Bruesa en lo que pueda. De momento para el año que viene habrá una abonada más.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar