Esta es la verdadera manada

Carta abierta a la judicatura

Hola:

Soy Carlos Belío Ardanaz. No pongo mi DNI por no sé qué, si acaso aquello de la protección de datos, aunque soy alguien muy fácil de localizar. Quiero dirigirme a toda la judicatura. El especial quienes ocupan plazas en audiencias. Son mis reflexiones, las de un humilde ciudadano sin muchos estudios ni pretensiones. Sólo comunicar mis opiniones y esperar que alguien de este gremio las lea, tal vez. También compartir y sacar de mi esto para que no se enquiste ni me envenene.Esta es la verdadera manadaEsta semana ha salido la sentencia por el Caso de La Manada y me ha significado un gran varapalo. A mi, y por lo visto en las calles y en redes, a toda la ciudadanía (salvo a 5, 6 u 8). Como el Lado Oscuro, la impotencia me ha llevado a rabia, la rabia a la indignación, la indignación la ira, la ira al odio… Luego fui a la concentración frente al ayuntamiento de Palma y allí pude tener un poco de paz, calma y esperanza, cuando vi a centenares de personas; mujeres, hombres; jóvenes, viejos; blancos, mulatos, negros, amarillos; socialistas, comunistas, liberales, apolíticos; heterosexuales, homosexuales, lesbianas, transexuales; todos juntos apoyando a la víctima y mostrando desprecio por una sentencia injusta.

He intentado documentarme algo y creo llegar a comprender el “espíritu”, pero sobre todo la “actitud” de los Códigos Civil y Penal. Tal vez de todos los códigos legales, no sé. Percibo que son inmovilistas, miedosos. Y creo que es por que cambiar puede implicar errar (sin hache) y ello afectar terriblemente a la presunción de inocencia. Hasta cierto punto, estoy de acuerdo en ello. Es importante consensuar y meditar bien cualquier cambio en los códigos legales que nos rigen (todos, incluso las nefastas modificaciones que PP y PSOE pactaron en 2015, por ejemplo, y que estamos sufriendo como sociedad actualmente y en particular en el Caso de Alsasua y el 155 catalán). Es importante ser miedoso e incluso cobarde con los cambios de lo que queda escrito en una Ley (con mayúsculas). La mayor parte de las leyes son muy amplias, ambiguas y tal vez anticuadas. De un tiempo anterior y alejado de la realidad social actual. Pero ahí están los jueces para interpretar con las lentes de la actualidad esas leyes, para grano a grano, sentencia a sentencia, sentar jurisprudencia que sirva de respaldo a sentencias posteriores, para completar los huecos que las genéricas y ambiguas leyes tienen.

Por eso es sangrante y muy preocupante lo que los tres jueces del caso de La Manada han sentenciado. En especial el voto particular del Juez Ricardo González González que, además de pedir la absolución de los acusados, se permite juzgar la actitud de la víctima para justificar lo improcedente de lo pedido por la fiscalía y la acusación particular.
Su sentencia podría haber sido un grano de arena más para avanzar y respaldar lo que la sociedad ya sentimos: que no es no, que nadie tiene derecho para forzar la voluntad de nadie. Podía haber ayudado a allanar ese camino y a ofrecer a la víctima la compensación que el estado de derecho puede darle. Por contra ha supuesto un hachazo a la justicia y un agravio añadido a los que sufrió esa mujer por parte de 5 hombres y después 2 hombres y una mujer más, estos con toga.

Espero que el colectivo de la Judicatura tome cartas en este asunto y solucione esta afrenta, primero a ella, la víctima, y después a todos nosotros, la ciudadanía.

El pueblo es un clamor. Escuchadnos.

Atentamente,

Carlos Belío Ardanaz.

Vueling, o cuándo se corrompe una propuesta

Cola vueling

Estaba yo haciendo una de las frecuentes colas a las que Vueling me acostumbra (y digo Vueling, porque es la compañía con la que vuelo casi el 100% de las veces, pero en los aeropuertos veo que todas las compañías lo hacen a otras personas, así que entiendo que es algo generalizado) cuando empezó a surgirme una concatenación de pensamientos enlazados. Empezando por tratar de entender el porqué de mi sensación de disgusto, de incomodidad, ante esa enorme cola del animal prehistórico que es El Mostrador de Facturación.

Resulta que Vueling, que no me permite en una reserva comprar billetes para mi y para mi hija, por ser yo residente insular y ella no, me obliga a obtener la tarjeta de embarque de ese animal prehistórico. No han tenido en cuenta esta casuística en sus múltiples aplicaciones digitales que tanto insisten en que nos instalemos y usemos. Pero bueno, esta, como decía Moustache en Irma la Dulce, “es otra historia”, así que vuelvo a mis razonamientos peregrinos:

¡Cómo es el hombre, la humanidad!
¿Cuándo alguien percibe que puede mejorar lo presente y se plantea, por ejemplo, lanzar una compañía aérea nueva? Una que mejore precios y que comunique capitales españolas y también otras capitales de otros países europeos. Que sea low-cost, pero simpática. Que facilite a un sector de la población viajar en mejores condiciones (desde el punto de vista de la calidad/precio, o sea: precio).

Siempre, o casi siempre, hay una razón positiva, que busque mejorar la vida de todos, cuando alguien idea una nueva empresa, ¿verdad? Aunque sea desde un punto de vista egoísta, como puede ser el “voy a aprovechar que he encontrado un nicho de mercado y lo voy a explorar”, siempre habrá clientes que necesiten, quieran o les convenga lo que ofrezcas. Siempre positivo, que no decía Van Gaal.

Y pienso yo: ¿cuándo esas buenas ideas para ayudar a la sociedad se convierten en impedimentos para conseguir lo que se quiere? ¿Cuándo el propósito de acercar personas entre capitales españolas y europeas, se convierte en la necesidad de meterlos como sardinas en lata en sus aviones, para ser lo suficientemente rentable? ¿Cuándo el lenguaje amigable y desenfadado de sus anuncios y mensajes, se convierte en colas de presuntos tramposos que quieren colarse en el embarque y que te empujan con sus maletas, en plazas de asiento sin espacio para las piernas para que pagues un extra por 10 centímetros más? ¿Cuándo se pasa de pensar en los clientes a pensar sólo en cómo sacarles más dinero? ¿Cuándo se llega a la conclusión de que ellos, los clientes, no se enteran y si los incomodas podrás conseguir luego más de ellos? ¿Cuándo pasamos de personas a portadores de billetes? ¿Cuándo se decide que ya no es importante mejorar la vida de la gente, a que sea su dinero el mejore la tuya?

“El capitalismo salvaje”, me decían. Sí, seguro que es eso. ¿Pero cómo puedo no ser su esclavo cliente?

Inauguración Zara Home Palma con Tomeu Arbona

El pasado 7 de marzo se inauguró la Concept Store de Zara Home en Palma. En pleno paseo del Born, donde estuvo la sede central operativa en Palma de Telefónica.

 

Es la primera tienda diseñada por la interiorista Isabel López-Quesada y contó con Tomeu Arbona para todo el catering (aperitivo, comida y cena) en un evento que duró más de 10 horas (y que nos llevó más de una semana de preparativos).
Tuve el honor y privilegio de colaborar como parte de su equipo (¡qué magnifico equipo!). En concreto mi labor fue la elaboración de la propuesta de bebidas que acompañasen la celebración y complementasen la comida preparada por Tomeu y su equipo del Fornet de la Soca, sin restar nada de protagonismo a sus platos y apoyar su calidad con la impronta de los vinos y bebidas de la isla. Ese fue el gran reto: Estar presente sin que se note y hacer de esa sintonía, nuestro éxito discreto.

ZaraHome_FornetDeLaSoca

A las 13:00 comenzó el evento. Los invitados “sorprendían” a Tomeu y Maria José en su cocina. Es espacio que Zara Home ha diseñado para mostrar su producto en un entorno que simula una casa, una gran casona mallorquina. Allí Tomeu tenía un gran surtido de comida en miniatura y ultimaba las espléndidas cocas para ofrecerlas a los invitados, mientras se les ofrecía un cóctel de bienvenida, una mimosa preparada a base de cava y zumo de naranjas de Soller.
Se acompañaba de refrescos y dos vinos de Ànima Negra, la primera bodega en recuperar variedades autóctonas para elaborar vino. El tinto, ÀN/2 y el blanco Quibia.

ZaraHome_Comedor

Zara_Home_MenuLa comida era el momento estrella. Se habilitó una planta, la que luego servirá de showroom, como un maravilloso comedor, impresionantemente decorado con plantas y flores que brotaban de los altos techos tamizando una increíble luz natural que entraba de los enormes ventanales.

El menú se componía de respetuosas interpretaciones, adaptadas a nuestro tiempo, de plantos tradicionales de la Cuina Tradicional de Mallorca, el último libro de Tomeu en el que recoge infinidad de platos de la isla.

ZaraHome_AN2La cena fue más casual, ya que no se sirvió en mesa, sino como un picoteo bien surtido de pequeños canapés y regado también de los vinos de Ànima Negra, para terminar con un Gin Lemon de la recién desaparecida Pep Lemon (deseamos que sea un breve hasta luego).

Sin duda, una experiencia única y satisfactoria. Tomeu y su equipo fue capaz de organizar un evento que incluía un aperitivo, una comida y una cena para 45 y 180 personas respectivamente. Todo ello, en una tienda (enorme, pero tienda), adaptando los recursos para hacer que los invitados y anfitriones, disfrutaran de la inauguración y de una comida excepcional. Fue un éxito y un enorme placer hacer felices a tantas personas.

PD: No quiero dejar de agradecer a todo el equipo de Zara Home Palma, a Wozere Studio, al personal del Fornet y a los camareros. Especialmente a Tomeu por su confianza y a María Gómez por su generoso y constante apoyo.
ZaraHome_Cierre