CAI Zaragoza 77 – 86 Lagun Aro GBC

En el día en el que Panko vuelve a ser el mejor, cede protagonismo por fin a quienes cogen su testigo

La de hoy es una calabaza. La contenta

No parecía durante la primera parte que el triunfo pudiese ser para el Lagun Aro. Y no lo parecía porque lo mostrado era lo mismo de siempre: SuperPanko y la garra de Vidal. Poco que enfrentar a un conjunto bien provisto de todo (bases, escoltas tiradores, aleros grandes, kilos y centímetros dentro…). La primera parte era un rodillo. El cambio vino después cuando el Lagun Aro se desató como quien ya no tiene nada que perder y de la mano de los ya comentados y de Neto y de Doblas y de Baron…aportando todos en lo que deben aportar, formando parte de un conjunto. De uno de esos “conjuntos complejos” de los que me hablaron y hablé por aquí hace bien poco.
Uno no destaca si no es apoyado en sus compañeros.

Panko fue, una vez más, el mejor jugador. Lo fue porque como es habitual en él, sostuvo al equipo cuando las cosas venían mal dadas. Analicé su incidencia la pasada campaña en la que parecía que sólo jugaba bien cuando el equipo perdía y llegué a la conclusión de que no es así. Lo que ocurre es que el casi siempre aporta y cuando se gana hay otros que también se suman de forma significativa y no testimonial Contra el CAI volvió a pasar. Al más puro estilo Jekill y Hyde. Sólo cuando él no estaba en pista el CAI conseguía sacar distancia. Hasta la segunda parte en la que el estado de ánimo cambió, el CAI temió perder y del Lagun Aro manaba confianza en modo de rebotes ofensivos de Doblas, robos de Vidal, penetraciones de Neto y triples de Baron.

Un paso. Un pequeño paso que deben tratar de consolidad en tendencia.

Como datos, os puedo decir que:

  • el Lagun Aro tuvo un OER de 1,04 (86 puntos en 82,5 posesiones) y un DER de 0,93 (77 puntos recibidos en 82,5 posesiones). Panko se jugó 26 posesiones (record de la temporada y puede que de toda su carrera en Donostia) con un OER de 0,923.
  • Betts y Doblas se jugaron 8 posesiones cada uno anotando 8 y 6 puntos y capturando 6 y 5 rebotes respectivamente. Hubo juego interior.
  • Neto rompió y supo encontrar a sus compañeros en un gran partido para el joven brasileño. Vendrán días malos, puesto que no es normal este rendimiento de manera constante (aunque ojalá se mantuviese).
  • Lo mejor de Baron fue que pareció dejar atras la obsesión que le atenazaba y jugó tranquilo esperando que el baloncesto llegase a él. Se subió al carro de la euforia y sus triples ayudaron mucho al equipo.

Lo dicho, cuando el Lagun Aro es algo más que Panko, puede ganar a cualquiera (o casi). Una vez más se demuestra que el baloncesto es también un estado de ánimo y un juego de EQUIPO. Contra el CAI salió la cara que fue cruz contra Estudiantes.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar