Lagun Aro GBC 75 – 64 C.B. Granada

Lagun Aro GBC consigue un ticket para la siguiente edición de la ACB. ¿Todos contentos?
Gradas vacías para ver al GBC
(Foto Luis García)

Partido con muchos errores, típico de lo que jugaban ambos. Los donostiarras impusieron su ritmo y juego colectivo, dominando de principio a fin ante un Cebé que no conseguía encontrar la manera. Los jugadores del GBC portaron una camiseta con la leyenda “Ánimo Alfonso” en recuerdo del compañero que la pasada semana sufrió una grave lesión de rodilla.

La puesta en escena del partido fue de tanteo y de errores. Ambos equipos mostraban sus defensas desajustadas y sus ataques entumecidos. Los errores en el tiro eran más que los aciertos y pese a que el Lagun Aro cogió la delantera en el marcador, ésta era muy exigua. Quien asentase su juego iba a ser quien marcara la pauta y éste fue el Lagun Aro en un segundo cuarto en el que añadió a su dominio del rebote, el acierto que le venía faltando. Una vez más se demuestra que cuando un equipo se muestra sólido en defensa, gana en confianza y esto se traduce en acierto anotador. Causa efecto que dejó sentenciado el partido.
Las rotaciones de Laso eran las lógicas y en las que todos aportaban. Incluso se pudo ver a la nueva incorporación, el letón Freimanis, quien dejó muestras de intensidad, capacidad de poner el balón en el suelo y lanzamiento exterior. Curro Segura por el contrario no daba con el quinteto que pudiera frenar el dominio en el rebote local, la defensa a los tiradores Lorbek y Baron y la polivalencia de Panko. La plantilla del C.B. Granada adoleció de espíritu de equipo y parecieron dedicarse más a enseñarse a esos ojeadores NBA que se presentaron en el Donostia Arena 2016.
La segunda parte traía la incertidumbre de saber si el C.B. Granada presentaría más oposición o bien si el Lagun Aro seguiría dominando el encuentro. Fue lo segundo. Miralles, Koné, Doblas y Panko dominaban ambas pinturas y Lorbek y Baron (más el primero que el segundo) aprovechaban las posiciones que les generaban sus compañeros. Por parte del C.B. Granada, acciones espectaculares de los jóvenes cedidos de Unicaja (Freire y Lima) y el pundonor de Jesús Fernández. Poco bagaje que proponer para llevarse un partido que era crucial para los nazarís.
En el Lagun Aro GBC destacó el trabajo y aporte de todos los jugadores, donde solamente Lander Lasa , quien jugó los últimos dos minutos porque la grada lo pidió, tuvo una valoración negativa. Ningún jugador llegó a 20 puntos ni 10 rebotes, pero cuatro superaon la decena de puntos (Baron 14, Miralles 13, Lorbek 13 y Doblas 11) mientras Panko y Koné sumaron 9 cada uno.
En el C.B. Granada el veterano Jesús Fernández (12 pts, 6 rebotes) fue el jugador más destacado y el único capaz de presentar problemas de verdad a la defensa del Lagun Aro GBC. Stefansson fue su único escudero (12 pts, 4 rebotes)


Una vez más, pese a retomar una correcta actuación, David Doblas asestó un golpe desmedido a un oponente que tuvo que salir en brazos de sus compañeros de la pista y le costó al cántabro una falta técnica. Acciones que no vienen a cuento y que pueden hacer más daño que el supuesto «beneficio» de impedir que a tu equipo le hagan un mate (recordemos que Freire, el base, hizo 3).


También destacar que una vez más se cumple la máxima de esta temporada que dice que si hay jugadores que aportan, no se hace imprescindible la aportación de Panko.


Con esta victoria se certifica la permanencia. Una temporada más en la ACB. La victoria vino en un partido al que asistimos escasos 3.000 espectadores. Como bien leía a en un comentario en mi crónica de solobasket, en la «temporada del descenso íbamos 8.000…» Pues eso.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar