Análisis de una temporada psá…

Terminada la temporada regular, es momento de hacer balance. Anteriormente repasé los factores críticos para el éxito. Nuevamente se pudo ver que, a grandes rasgos, se cumplieron y que se consiguió el objetivo marcado: la permanencia.
Pero esta temporada se intentó dar un paso adelante en las espectativas. Además de la permanencia se manifestó que el reto debería ser mejorar respecto a la pasada campaña. Ese segundo objetivo ha podido realizarse.

El Lagun Aro GBC inció la temporada con dudas y una derrota ante el siempre rocoso y modesto Suzuki Manresa. El segundo partido en cancha del Real Madrid, aunque rozando la proeza, también conllevó una derrota. Así, viendo el calendario, se presagiaba un duro comienzo de liga, pero ahí estuvo la mejor recha del equipo con 4 victorias de manera consecutiva. El buen rendimiento se mantuvo hasta la jornada 14ª, alternando victorias y derrotas por igual. En dicha jornada se obtuvo la mejor marca de la temporada con 8 victorias por 6 derrotas y el sueño de dar la campanada y entrar en la Copa del Rey parecía factible. 3 jornadas. 3 duras jornadas con el objetivo de conseguir 1 victoria que diera el pase soñado a una Copa del Rey… El equipo no pudo conseguirla y se terminó la primera vuelta con un registro de 8 victorias por 9 derrotas. El objetivo principal de la temporada estaba bien efilado, pero el mazazo fue más duro de lo que se podía presuponer y a esas 3 derrotas para terminar la primera vuelta se le sumaron otras 4 para comenzar la segunda. Un total de 7 derrotas consecutivas tiñeron el mes de Enero y Febrero de rojo, dudas y decepciones.
Con la cabeza hundida dentro del agua y viendo el abismo cada vez más cerca, se consigue en la jornada 22ª una importante victoria ante el CB Murcia para volver a hundirla con otras 3 derrotas consecutivas. Se mascaba la tragedia, pero el Lagun Aro dio la campanada venciendo con mérito al Regal Barcelona. En este punto de la temporada la mini revolución en el equipo ya estaba en marcha. Lorbek daba recursos al banquillo, Detrick y Hopkins actuaban de titulares en detrimento de Barbour e Ignerski con el objetivo de elevar el nivel defensivo del equipo y sobre todo, Úriz se alzaba con la manija del equipo y Sergio Sánchez era condenado al ostracismo y a oler la madera… del banquillo. El GBC mantuvo la serenidad y recobró la confianza en un estilo de juego mientras que Murcia (que casi nunca fue adversario) y Xacobeo Blu:sens se hundían solos. Las victorias ante el Regal Barcelona y Meridiano Alicante fueron demasiado para los gallegos y antes de que el Lagun Aro recibiese al CB Granada, los puestos del descenso ya estaban asignados. Las últimas jornadas fueron las mejores para el Lagun Aro GBC en toda la segunda vuelta. Una segunda vuelta que terminó con 6 vitorias por 11 derrotas. Una segunda vuelta en la que el Lagun Aro GBC no consiguió ni una sola victoria a domicilio .
La temporada termina con 14 victorias por 20 derrotas. Para el club significa un nuevo record de victorias en la liga. Lo es. Esta temporada el porcentaje de victorias ha sido del 41% sobre las 34 jornadas disputadas. Cabe la duda de, como en los minutos de la basura (minutos finales de un partido en el eque el resultado está claro y ambos equipos se relajan y engordan estadísticas), las últimas jornadas en las que el GBC ha jugado contra equipos que como ellos nada se jugaban no hubiesen sido así, se hubiera conseguido ese balance final. Es algo que no sabermos, aunque las sensaciones dades en otros momentos de la competición siembran de dudas esa hipotética posibilidad.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar