Análisis después de 11 jornadas (10 partidos)

En Agosto rescaté un artículo de José Ángel Samaniego en el hablaba sobre los factores críticos del éxito. Han pasado 11 jornadas (10 partidos jugados para el GBC) y entiendo que es un momento óptimo para analizar el rendimiento del Bruesa.

Factor 1: Estabilidad.

De los equipos implicados en la permanencia, Cajasol es quien más ha cambiado su equipo. La destitución de Manel Comas y la retirada de Elmer Bennett, han propiciado la incorporación de Pedro Martínez como entrenador y de Tyus Edney como base.
Otros equipos también han hecho algún ajuste, pero provocados por las lesiones y que después se han revertido como es el caso de Borchardt en Granada y Marco en Manresa y CAI. El resto, incluido el Bruesa, han suplido las bajas por lesión tirando de banquillo.
Pese a que por nombres, experiencia y presupuesto el Bruesa podría haber dado un mejor rendimiento, bien es cierto que no lo ha conseguido. Pese a ello, el club parace mantener la calma y la confianza tanto en la plantilla como en el equipo técnico. Como decía en Agosto, Laso confeccionó una plantilla a su imagen y semejanza… con la ausencia de ese escolta ‘rompedor‘ que buscaba. Bruesa cerró muy pronto (tal vez prematuramente) la contratación de sus 2 extracomunitarios. Eso tuvo una clara incidencia en lo que agentes, jugadores y clubes pasaron a pedir por los comunitarios que tenían en cartera. Valladolid pensó que podía sacar más tajada y Bruesa no cedió ante ese ‘chantaje‘. Bruesa decidió que sería López (¿y Sánchez?) quien(es) ocupara(n) ese puesto.
En la ACB se está estilando tener un 3 alto y el Bruesa tiene a Panko. El americano está sacando ventaja de su condición física, pero está muy solo en su puesto. Tampoco es un ‘killer‘, sino más bien un gran jugador de equipo.
Pero hasta la fecha lo peor está siendo el poco equilibrio interior/exterior del equipo. Los jugadores dominantes en el Bruesa son Roe y Hopkins y ambos comparten características (entre las que destacan el que no son jugadores que abran el campo con su escasa amenaza exterior). En consecuencia, la defensa al Bruesa se hace evidente: cerrarse sobre su juego interior y, en todo caso, conceder el tiro exterior.
Laso ha apostado por jugadores polivalentes capaces de hacer más de 1 cosa… el problema está en que el juego del equipo no es polivalente. He ahí la paradoja.
Otras temporadas y esta no es una excepción, se ha visto que los equipos que empiezan fuertes la competición, tienen más posibilidades de salvación y esto se expica por varios factores:
– Confianza ganada por las victorias.
– Seguridad de disponer de un ‘colchón’ de victorias.
– Coger a los equipos grandes en un ciclo de forma no óptimo.
¿Ejemplos? Kalise, Granada, Manresa, Fuenlabrada… En una liga tan competida, cuando en su final las victorias se hacen tan caras, las conseguidas en el primer tercio de competición, en la primera vuelta de la liga, valen su precio en oro.

Factor 2: Factor cancha.

Un equipo que consiga la permanencia seguro que habrá conseguido ganar cerca del 50% de los partidos disputados en su cancha.Los equipos descendidos consiguen cerca del 35% de victorias. Una diferencia significativa.
Bruesa en 10 partidos ha jugado 4 como local ganando 2 de ellos, por lo que mantiene la media necesaria.

Factor 3: La otra liga.

“El 70% de las victorias de los equipos que no consiguen entrar en playoffs se consiguen entre ellos –dice Sama en su blog-. Los equipos que descienden consiguen el 35% de esos enfrentamientos directos, el resto el 54%»
Bien, en los 10 primeros partidos, Bruesa ha conseguido un 33% de victorias ante equipos que no están en puestos de playoff (Cajasol y CAI) por un 67% de derrotas (Granada, Fuenlabrada, Murcia y Iurbentia Bilbao).

Factor 4: Un quinteto sólido.

Históricamente se ha demostrado que es más importante disponer de un quinteto sólido que de una mayor aportación desde el banquillo. Los equipos descendidos han precisado de una aportación de sus jugadores de rotación cercana al 40%, mientras los que mantienen la categoría “sólo” han necesitado un 33%. Un quinteto estable y regular es por lo tanto otro factor decisivo.
En los primeros 10 partidos del Bruesa, podemos entender que el quinteto titular sería el compuesto por:
-Sergio Sánchez
-Isaac López
-Andy Panko
-Lou Roe
-David Doblas
Estos 5 jugadores (quienes más minutos disputan en sus respectivos puestos) están el 61% del tiempo en pista, anotan el 64% de los puntos, capturan el 57% de los rebotes y suman el 60% de la valoración ACB del equipo.
Históricamente, un quinteto sólido ha sido decisivo y en estos 10 partidos el Bruesa no ha disfrutado de dicha virtud. Es más, si valorásemos la inversión en jugadores, hay en el quinteto expuesto algunas ausencias significativas (Popovic y Marconato. No incluyo a Hopkins por su parecido técnico-táctico a Roe). Popovic está mejorando su rendimiento tras su flojo incio y posterior lesión. Marconato no encuentra su sitio en el estilo y exigencias de Laso.

Factor 5: Las distancias cortas.

Los partidos que se deciden por distancias cortas y se ganan. Esa es la medida de la competitividad de un equipo. Cerca de un 30% de los partidos de una temporada se deciden en un rango inferior a los 5 puntos. Los equipos descendidos consiguen un 33% de victorias en dichos partidos, mientras que los equipos que no entran en playoffs consiguen un 46%, que viene a significar una victoria más. Todos sabemos lo importante que es una victoria de diferencia cuando se está peleando por evitar el descenso.
Bien, en los 10 primeros partidos, el Bruesa no ha conseguido ganar ningún partido de los que se han decidido por 5 puntos ó menos (-4 ante Granada y -4 ante Kalise Gran Canaria). Cerca, ganando por 6 puntos, se encuentra la victoria ante Cajasol. Pese a la veterenaía de la plantilla, que debería aportar un grado en estas situaciones, el Bruesa no ha salido airoso en este factor.

Factor 6: Los malos momentos.

Las temporadas son largas y se rigen por ciclos de forma y de resultados. Saber gestionar dichos ciclos es vital para la dinámica de un grupo. Históricamente el número de victorias consecutivas de los equipos que no lucharán por el título será de cerca de 3 y media, mientras que el número de derrotas rondará las 6.
Bruesa ha conseguido encadenar 2 victorias consecutivas por 4 derrotas seguidas.
En estos 10 partidos el OER del Bruesa ha sido de 0,905 mientras su DER ha sido de 0,945. La diferencia entre la eficacia ofensiva y defensiva es de -0,04 puntos anotados por cada posesión.
Mientras su OER está en la media de la liga (0,908), su DER es sensiblemente inferior a dicha media (0,907).

Repasando los factores y los resultados hasta la fecha del Bruesa, podemos hacernos una composición de lugar de cual ha sido el rendimiento del equipo, dónde se debería mejorar y que otros aspectos mantener. Bruesa está fuera del descenso por averaje, pero en una posición muy delicada. Se espera más de esta plantilla y ellos mismos parecen penar la ansiedad de dichas espectativas. Sólo mediante trabajo se puede mejorar. Los datos pueden servir para saber en qué hacer un esfuerzo mayor. Seguro que los técnicos del Bruesa están ya manos a la obra. Hay tiempo y equipo.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar