Lagun Aro GBC 78 – 88 Real Madrid

El sueño (repetido) convertido en pesadilla (¿recurrente?)

Llull se va de Doblas y Baron
para anotar después. Demoledor.
(Luis García/ACBMedia)

¿Cuántas posibilidades hay de que se repita en 5 días una situación tan parecida? ¿Cuántas de que su desenlace sea tan fatídico para el mismo equipo? Pues eso es lo que pasó en el partido del Lagun Aro contra el Real Madrid. 76-73 (similar al 73-76 de la pasada jornada en Bilbao) y un triple fallado, seguido de un rebote y de un triple anotado. Y claro, todo esto eclipsa una actuación sublime de Andy Panko, un rendimiento más que aceptable de Koné, las enormes dificultades de Baron para encontrar opciones de tiro, el mal partido de Salgado
Ahora vendremos a decir que el arbitraje, que la última decisión de Arteaga, que si son Galgos o si son Podencos… Así otra vez hablaremos de lo injusto que es el mundo con nosotros y lo poco que nos merecemos tanto sufrimiento impuesto. Nunca son buenos análisis los realizados desde la emotividad. Claro que jode perder partidos así. Claro que molestan más si han habido errores no cometidos por tu equipo. Eso es obvio. De ahí a decir «la culpa es del árbitro» creo que dista un mundo. Baron y sobre todo Doblas (¡qué se aparta!) tuvieron opción de hacer falta a Llull en el bote (¡en el bote!) y no lo hicieron. Quien culpe al árbitro de esta derrota, sabrá porqué lo hace, pero se equivoca o peor, quiere desviar atenciones.

Veo en el Lagun Aro GBC una tendencia positiva. Algo que me gusta. Cierto que el balance de victorias/derrotas sigue siendo mala desde el 7/5, pero veo un equipo que no baja las manos. Eso me gusta y me parece muy positivo. De los dos últimos partidos (BBB y Real Madrid), tenerlos ganados y perderlos… Cruel, duro, injusto(?),… ¿Quien pensaba que se podían tener esas opciones? Se tuvieron y eso fue debido a un buen juego por parte de Lagun Aro GBC. Llegados al momento de resolver, no supieron o no pudieron hacerlo. Así pues, el premio por hacer las cosas casi bien casi 40 minutos no existe. Se lo lleva el rival. Eso sí es injusto, pero así es la vida amigos: Dura, injusta y también placentera, divertida, sorprendente…

Del partido ante el Real Madrid. Pocas veces habrá una oportunidad tan buena para ganarles. Su crisis de identidad, los problemas de confianza, la falta de roles definidos y aceptados por sus jugadores… Una lástima.
Panko, después de su desacertado partido en Bilbao, salió extramotivado y su actuación es como para guardarla en video y enseñarla. Más de 42 minutos en pista y sin atisbo de cansancio aparente. 31 puntos, 8 rebotes, 12 faltas recibidas… Liderazgo que casi consigue romper la dinámica del Lagun Aro esta temporada. Esa dinámica que dice que para que el GBC gane, Salgado, Doblas y Baron deben estar por encima de su media. Sobre todo Salgado, quien no pudo con la exuberancia física de Llull. Su OER fue de 0,58 (el del equipo de 1,01) y el equipo necesita a un Salgado resolutivo de cara a canasta.
Otra clave fueron las pérdidas de balón. 18 en total, pero sobre todo las recuperaciones. De esos 18 balones perdidos, 13 fueron recuperados en juego por el Real Madrid. 13 opciones de contraataque, de jugar contra una defensa que no está estructurada… Ni el imperial Panko puede contra eso.
La tercera clave, la defensa de Prigioni a Baron y la de los pivots merengues en la defensa a de los bloqueos indirectos. Baron estuvo incomodísimo (7 tiros de campo, 10 tiros libres). Obtuvo faltas cuando penetró, pero nunca consiguió desbordar la defensa rival (1 sólo tiro de 2 puntos; 10 tiros libres fruto de 5 faltas provocadas -4 en acción de tiro- y una técnica a Tucker).
Doblas y sobre todo Miralles continúan muy bien tras los bloqueos, pero tenían que corregir demasiado los tiros. Tomic, Mirotic, Fisher… demasiada intimidación. Lagun Aro anota el 40% en tiros de 2 puntos y el 41% en tiros de 3 puntos… No fue suficiente con los 31 (de 76) de Panko.
Me gusta Koné. Hace muchas cosas en defensa que sus compañeros no pueden. El problema es que en ataque no existe. Ni busca ni se le busca. Con él en pista, sólo hay 4 amenazas (¡como mucho!). Sus opciones son tras rebote o Alley-hoop… Claro, que tampoco lo hizo mucho peor que D’or Fisher. En mi opinión Koné está rindiendo muy bien, pero no es determinante. Si hace falta amenaza interior, él no es el hombre ¿Qué ocurre cuando Doblas tampoco aporta esa amenaza?

Seguimos con la idea de crear una identidad y como bien apuntaba Borja Santamaría en el DV, TRANSMITIRLA. Lo que queda de temporada, si no se consigue, puede ser un calvario y un pequeño lastre para el Club en el futuro. ¿Quien querría ir al DA2012 a ver a un equipo perdedor, blando, insulso…?

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar