Primer análisis de la temporada

Han pasado 10 jornadas. Es el momento de hacer el primer análisis de la temporada.
Quiero fijarme sobre todo en lo que corroboran las estadísticas acerca de las sensaciones que podemos tener al ver al equipo. En ese sentido, en el del equipo, el rendimiento ofensivo está siendo excelente. La anotación media del equipo es de 86,4 puntos con unos porcentajes notables (58% en tiros de 2 puntos; 39% en tiros de 3 puntos -51% en el global de tiros de campo-; 69% en tiros libres). El OER del equipo es de 1,11 puntos por cada posesión. Cuando el GBC alcanza ese nivel de eficacia, se convierte prácticamente en imbatible. Así lo demuestra su balance en estos 10 partidos: 8 victorias por 2 derrotas. Sólo 3 equipos han superado el actual OER del equipo: Tenerife (derrota y 1,30 de DER), Rosalía (victoria sufrida y 1,13 de DER) y La Laguna (derrota y 1,12 de DER). En este último caso, se suma que el OER del Bruesa fue, por primera vez esta temporada, inferior a 1 (0,90).
Es en la defensa donde encuentro el mayor problema de este equipo. El DER del equipo (índice de eficacia defensiva) es de 1,07. Los rivales del Bruesa anotan 1,07 puntos por cada posesión que disponen. Anotan la friolera de 83 puntos por partido. Con estos malos guarismos, se corrobora que el Bruesa depende en demasía de su acierto ofensivo. Esto es, del 50% del juego. Visto de otro modo, si haciendo bien el 50% (atacar) del juego se ganan 8 de 10 partidos, si se hiciese regular el otro 50% del juego (defender)… Es absurdo jugar a las hipótesis, pero no lo es asegurar que si se mantiene el nivel ofensivo y se mejora el defensivo será aun más difícil ganar al GBC y conseguir el objetivo del ascenso.

Analizaré ahora a los jugadores uno a uno. Empezaré por los bases:

Sala. Vino a ser el base titular sobre el que cimentar el juego. Venía con la aureola de jugador asentado en la categoría, gran director, buen anotador y buen defensor. Su rendimiento en estos 10 primeros partidos está dejando mucho que desear. Sus capacidades físicas unidas al estilo impuesto por Laso, le merman mucho a la hora de defender. Tal vez su mal rendimiento defensivo está penando su moral y está haciendo que su rendimiento ofensivo también sea deficiente.
Juega una media de 22 minutos en los que su OER es de 0,76. Muy por debajo de la media del equipo. Tira más de 3 (26 tiros con un 27%) que de 2 (20 tiros con un 55%) y en tiros libres solo llega a un insuficiente 53% (8/15). La dirección era su fuerte y sólo promedia 1 asistencia por partido por 1,7 balones perdidos. Reseñable también el dato de que siendo el 4 jugador que más juega del equipo, lleve 17 puntos de valoración en el acumulado de estos 10 partidos.

Úriz: Jugador intenso, tal vez alocado y conocedor del club y la categoría. Se preveía que sería el complemento de Sala. Ha sido habitual verle saltar al campo después de sus compañeros de puesto y sin embargo, es el base que mejor rendimiento ha tenido y, después de los americanos, el mejor jugador de la plantilla. Hasta la fecha no se ha venido abajo pese al favoritismo que parece tener su compañero Sala y se ha ido ganando los minutos hasta llegar a una media de 21 por partido donde tiene una eficacia (OER) de 1,09. Es el máximo asistente del equipo con 3 asitencias por 1 balón perdido por partido. Su valoración en estos 10 partidos es de 110. Las comparaciones con Sala son odiosas… sobre todo para el segundo.

Nocedal: Joven valor argentino que está cedido por el Baskonia. Juega de manera testimonial, pero con cierta asiduidad. Puede parecer que lo haga «por convenio»… Se le ve inmaduro, cosa normal en un chico de 17 años. De todos modos, lo que ha jugado no lo ha hecho mal, sino más bien aceptable. Su problema, o mejor dicho el de su entrenador, es que a Sala le hacen jugar más de lo que se merece y Úriz lo está haciendo muy bien para jugar menos. Su OER es de 0,83, sus porcentajes mejores que los de Sala y su valoración idéntica (1,7 por partido).

Aleros.

Panko: Espectacular. Su comienzo ha sido brutal para ir bajando poco a poco a cotas humanas. Su OER es de 1,41 y teniendo en cuenta que dispone de algo más de 15 posesiones por partido, se eleva la dimensión del dato. Hasta la fecha está siendo el jugador más destacado de toda la competición. Incluso en partidos en los que parece no estar haciendo gran cosa, consigue anotar con facilidad, rebotear, asistir…
Ve fácil el baloncesto y además ha aprendido a no ser egoísta ni ansioso. 21,5 puntos, 8 rebotes y 27,6 de valoración son sus medias en estos 10 primeros partidos.

López: Otro jugador con pedigrí en la categoría. Con vitola de gran tirador y de ser uno de los mejores nacionales.
Resulta ser un escolta de físico mediocre, con buena muñeca que va cogiendo confianza y se va asentando en el equipo. Juega mucho mejor contra defensas zonales o cuando sus defensores le flotan. Con defensas pegajosas de jugadores mejores que él en el plano físico, sufre. Hasta el punto de desaparecer.
Está cumpliendo su rol de tirador y sus porcentajes están siendo buenos. Tira más del doble y con más acierto de 3 (45 tiros con un 47%) que de 2 (21 tiros con un 38%). Su OER es de 1,10. Ha visto el hueco que tiene en el equipo y está aprovechándolo.

Arco: Joven promesa (¿eterna promesa?) estatal. De esos jugadores que de chaval destaca por sus condiciones físicas, que no necesitó del tiro y que de senior se estancó. Si además se le añade que sufrió una importante lesión de rodilla…
También parece un protegido de Laso. Es un jugador que juega con mucha intensidad y que presiona (tal vez sin demasiada inteligencia) mucho en defensa. En ataque está siendo pobre. Su OER, 0,84, es de los que lastra el nivel del equipo. Tira casi lo mismo de 3 (20 tiros con un 25%) que de 2 (25 tiros con un 58%). Los tiros libres como Shaq O’neal, es decir 50%.
Es un tipo apasionado que si se encuentra a gusto y le salen las cosas puede hacerlo bien. Eso sólo ha pasado en un partido de los 10 jugados.

Andrade: Se quedó a las puertas de jugar el europeo y en los partidos previos se vio que era un jugador todoterreno. De los que hace de todo y no destaca en nada.
Está siendo el 4º alero y el 4º pivot. Da descanso a Panko y a Hopkins. El comodín del equipo. En ataque cumple (1,00 de OER), pero donde realmente destaca es en defensa. Habitualmente siempre coinciden los mejores momentos defensivos cuando él está en pista (acompañado por Úriz, Arteaga y Arco… y Faverani en el banquillo). Como todos los aleros (salvo Panko) tira más de 3 (27 veces con un 33%) que de 2 (22 veces con un 50%).

Martínez: El jugador Bruesa. Lleva en club desde que reemprendió la actividad en LEB-2. Laso no cuenta con él. Excelso defensor, arrastra muchas carencias (sobre todo el tiro exterior) ofensivas. Como hemos visto, Laso quiere aleros tiradores que anoten desde el exterior y el bueno de Esteban no sabe hacer eso. De todos modos, obediente él, tira más de 3 que de 2.
Su actitud está siendo tan buena como siempre y eso es de agradecer.

Postes.

Hopkins: Un veterano fuera de serie. Las únicas dudas residían en cuando se adaptaría a una categoría (la LEB) que no conocía.
Es un seguro de vida y pieza angular del ataque del GBC. Con un OER de 1,29 aporta en todas las facetas del juego. Sus porcentajes (64% en tiros de 2; 76% en tiros libres) están siendo muy buenos. Casi tanto como su actitud. Un ejemplo para todos sus compañeros.

Arteaga: Venía de ser el mejor 5 nacional y en franca progresión. En el Bruesa tiene otro rol algo más secundario. Parece que se siente a gusto en un segundo plano, muchas veces su estilo sobrio le hace pasar desapercibido. La filosofía defensiva de Laso no le favorece. Pese a ello, se nota cuando él está en pista. No se juega muchos balones, pero cuando lo hace, suele anotar. Su OER es 1,29. Se ve que puede dar más de sí. Tal vez debería contagiarse un poco de la actitud ofensiva de su compañero Faverani y asumir más protagonismo.

Faverani: Cedido por Unicaja, es una de las promesas a nivel mundial. Sus condiciones físicas así lo merecen. No así sus actitudes (¿también aptitudes?) mentales.
Cuando ha jugado motivado, ha demostrado el porqué de esas expectativas. El problema es que muchas veces no ha tenido esa predisposición. Más bien parecía que jugaba con demasiada soberbia y eso, en una liga profesional con tipos tan altos y fuertes como él, es nefasto. En defensa es malo y lo es porque no se esfuerza ni presta atención. ¿No le motiva defender? Es de esos jugadores que va al tapón y por cada uno que se cobra, el equipo paga más de el doble en canastas recibidas. En ataque es un agujero negro. Se juega todos los balones que pasan por sus manos. Su OER es de 0,94 y es el 4º jugador que más posesiones dispone (8,4).

Amador: No contó para Fisac, tampoco para Laso la pasada campaña ni esta. Apenas ha jugado 3 minutos en un partido.

Ver estadísticas completas.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar