Assignia Manresa 88 – 89 Lagun Aro GBC

La victoria de la épica

(foto J. Alberch -acbphoto-)

En el segundo duelo de la necesidad, esta vez el Lagun Aro se llevó el gato al agua. En un nuevo alarde de épica, la diferencia era que la distancia fue menor; que el acierto fue mayor; que quienes mandaban (Sito y Salgado) sabían quienes iban a jugársela. Lo mejor del partido, incluso por encima de la victoria, es que la plantilla se ha demostrado y nos ha demostrado que se puede ganar sin americano(s).

Como se preveía, fue un partido vibrante y sobre todo emotivo. Assignia Manresa atacaba los puntos débiles de la defensa del Lagun Aro GBC (ver especialmente la actuación de Javi Rodríguez). No se consiguió defender mejor de lo acostumbrado (DER 1,06), pero sí atacar mucho mejor (OER 1,148). Especial atención al % en tiro de dos puntos (el 58%), aunque tampoco está mal el 43% en tiros de tres puntos y el 88% en tiros libres.

¿Mejor dirección con Salgado que con Neto?

No es fácil responder a esa pregunta. Entre otras cosas porque Neto está jugando de escolta de manera significativa. Lo cierto es que, en este partido, el reparto de posesiones de los jugadores está más equilibrado y el OER es muy alto, lo que indica, además de un acierto mayor, que se encontraron buenas posiciones de tiro de los jugadores en las posiciones que tienen mayor posibilidad de acierto.

Kuksiks abre el campo

Si hay amenaza exterior, las defensas se abren y esto permite que los pivots reciban en condiciones ventajosas e incluso, con Doblas, que se genere juego desde posiciones interiores. Luego hay más equilibrio. Está siendo más el alero que el escolta que venía a sustituir a Lofton. Esto da un perfil de quinteto más pequeño y trae como derivado un handicap para la defensa. Lo que obliga a una mayor aportación de los interiores, que en este partido, gracias a Rubio (en un partido especial para él), se dio.

Woods…

No salió titular; no jugó los minutos decisivos; no fue un jugador importante…y se ganó.
Jugó algo más de 17 minutos y se jugó 15 posesiones (el 18% de las posesiones totales, de las que un tercio -5- acabaron en pérdida de balón. Sólo Salgado dispuso de más posesiones que él).
No está y parece que el equipo ya no le espera. Ojalá llegue, pero en este momento sigue siendo una rémora (OER 0,533)

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar