Bruesa 78 – 94 Real Madrid

Así de fácilLas crónicas del partido hablan bien a las claras de lo que percibimos quienes asistimos al partido de ayer. El Bruesa jugó sin intensidad y sin confianza. El Real Madrid aprovechó la ocasión para ganar una dosis de autoconfianza ante su flojo inicio liguero. Para los blancos (lilas ayer) el partido fue un entrenamiento, para los donostiarras una pesadilla.

El Real Madrid venía con muchas dudas respecto a su rendimiento. Tras perder en la jornada inagural ante Unicaja, ganó in extremis a un Granada que con Hunter, Borchardt y Maric supieron frenar la supuesta superioridad física de los madrileños. El Madrid, sin Raul López lesionado, flojeaba en la posición de 1. Pepe Sánchez no tiene capacidad física para frenar a sus pares y Llull paga su juventud ante defensas que le obligan a pensar.

El Bruesa tenía a todo sus jugadores, salvo en vinculado San Epifanio, en disposición de jugar y con la ventaja de no haber disputado partido entre semana. Sobre el papel, añadidas a las lógicas diferencias presupuestarias de cada plantilla, el Bruesa era superior en el Base.; en el escolta el Madrid ganaba con Bullock aunque Bruesa tenía más efectivos para intentar la defensa del americano; en el alero Panko estaba sólo ante Hosley y Mumbrú, por lo que tendría que cuidar sus faltas personales; el 4 estaba más igualado. Por un lado el músculo de Masey y la agilidad y experiencia de Roe y Hopkins; el 5 Reyes y Papadopoulos contra Marconato y Doblas. Ventaja blanca…
Todo esto se vino abajo ante las carencias defensivas del Bruesa. No sólo no podian sino que aparentaban no saber cómo parar a un Real Madrid que ante una defensa lenta de piernas, supo leer perfectamente todas situaciones del juego. Bruesa no paró las constantes penetraciones de los madrileños y tampoco realizaban ayudas. Cuando alguno lo intentaba, lo hacía despacio y dejaba abierta la asistencia (generalmente a un Reyes que debió aburrirse ante la poca competencia del contrario). Por su puesto la segunda ayuda ni se acercaba, por lo que el Real Madrid no necesitó tirar de 3 puntos para conseguir 54 puntos al descanso.
Pero ya sabemos que el Bruesa no es un equipo que se prodigue en defensa. Eso sí, en ataque el equipo tiene calidad… pues ayer no. El EQUIPO no tuvo calidad. Sin circulación de balón, sin buenos bloqueos, sin cortes de los jugadores son balón, las canastas del Bruesa fueron más fruto de las decisiones individuales de algunos jugadores que de las ventajas generadas por un buen juego colectivo.

Haciendo un análisis de los números del partido destacan muchas cosas:

Reyes domina con insultante facilidad.
20 puntos y 9 rebotes al descanso. 30 de valoración. Acaba el partido con 29 puntos, 13 rebotes, 9 faltas recibidas y un 72% en acierto en los tiros de campo. 40 puntos de valoración ACB.
Doblas y Marconato hacen entre los 2 19 puntos, 9 rebotes, 1 falta recibida y un meritorio 67% en tiros de campo.

Eficacia oensiva y defensiva.
Antes hablaba de la fluidez del ataque del Real Madrid en contraposición a la actitud pasiva y poco dinámica del Bruesa. El OER del Real Madrid superó el 1, llegando a 1,093. Pudo ser más si lo smerengues hubiesen acertado más desde la línea de tiros libres (62% de acierto). Con el mismo número de rebotes, dispusieron de 1,5 posesiones más debido a que forzaron más pérdidas de balón que los donostiarras.
Bruesa tuvo un OER de 0,923. La diferencia es que el Madrid consiguió 0,17 más por cada posesión.

Valoración más/menos.
El mejor quinteto del Bruesa, sería el formado por Popovic (-4), Úriz (0), Panko (+8), Hopkins (-1) y Roe (0).
Por el Real Madrid serían Llull (+16), Bullock (+6), Reyes (+8) Hervelle (+18) y Mumbrú (+4)-En realidad debería ser Marko Tomas con +5, pero debido a os pocos minutos que jugó, así como a la escasa diferencia, estimo que es mucho más significativa la inclusión del alero catalán-.

Respecto a esta estádistica cabe reseñar, aunque sea anecdótico, el valor de Pepe Sánchez (-2), de Massey (-4) y de Papadopoulos (-6).
Por el Bruesa Urtasun (+4), Andrade (+2), López (-10) y Marconato (-10).

Este puede ser el sentir de quienes vimos el partido: Mala defensa. falta de ideas y confianza. Ataque que en vez de atacar se defendía… Bien, es el Real Madrid, sólo llevamos 2 jornadas… «Excuses are for loosers» (Las excusas son de perdedores). El Bruesa en ACB tiene que ganar todos sus partidos en casa y aprovechar que el Madrid nos visita pronto. La preparación de estos equipos suele estar encaminada a obtener su pico de forma en la Primavera. Equipos como Granada, Fuenlabrada, Kalise Canarias, Iurbentia Bilbao… nos han eseñado en otras temporadas que hacer los deberes en la primera vuelta es fundamental. No digo con esto que haya que ganar al Madrid sí o sí, sino que hay que enseñar los dientes y jugar para ganar, no para hacer números.

El próximo partido en Sevilla ante un equipo que como habitualmente ficha mucho en verano. Una buena oportunidad de resarcirse y de devolver un poco de tranquilidad al aficionado ante en inminente calendario que espera al Bruesa.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar