DKV Joventut 106 – 70 Bruesa

Mientras el Bruesa «jugaba» a balonmano, el Joventut lo hacía a Voleibol.

Me explico. Mientras el Bruesa movía el balón fuera de la línea de tres puntos buscando el tiro exterior con jugadores estáticos, sin tensión, sin intención… el Joventut con tres pases dejaba el balón por encima del aro para que sus pivots machacasen, o abrían para un tiro cómodo (cual super-remate de Rafa Pascual) desde la línea de tres puntos.
El Joventut ha llevado la iniciativa durante todo el partido. Tanto en defensa como en ataque y pese a que Laso manifestó que quería un marcador bajo, el planteamiento visto en el partido a favorecido precisamente todo lo contrario. Precisamente lo que ha sucedido: Recibir 106 puntos con un DER de 1,242 y caer por 36 puntos de diferencia.
Y es que no es entendible ni justificable la desidia, sí desidia, con la que jugó el equipo y la pésima estrategia planteada para afrontar un partido contra unos talentos técnica y físicamente jóvenes.

Es curioso leer titulares de la prensa acerca del partido. Mientras DV hace ver que contra un Joventut así es difícil hacer algo («El DKV, un rival inabordable«), Noticias de Gipuzkoa carga contra la actitud del equipo («otro capítulo inadmisible»). Mientras Laso dice que esto es un toque de atención por que a su equipo (veterano y curtido en mil batallas) le cuesta jugar con un marcador adverso.

Es absurdo hablar del gran acierto del Joventut, o de confianza con la que jugaron. La pésima defensa donostiarra (1,242 de DER!!!), que caía en las más básicas puertas atrás, o que sigue sin ofrecer una ayuda, o que no es capaz de contener una penetración del rival… Esa falta de actitud y aptitud (entendiendo por aptitud las carencias de determinados jugadores y la de determinados planteamientos estratégicos de los técnicos) hacen que cualquier rival juegue cómodo y con confianza. La ACB es una competición profesional con jugadores profesionales que si les dejas tirar sin oposición anotan con buenos porcentajes (¡Hasta a los del Bruesa les pasa! -último partido en casa, por ejemplo-).
Corregir eso es la clave y para ello hace falta liderazgo desde el banquillo (no que sean los jugadores los que tomen las decisiones sobre todo) y trabajo para ser un equipo y no una cuadrilla de buenos, y veteranos, jugadores que pueden liársela al más pintao y perder con el menos esperao.

A veces, cuando se miran estadísticas uno ve que Sergio Sánchez fue uno de los mejores del Bruesa (14 puntos, 6 asistencias y 20 de Valoración ACB). Sus defendidos: Rubio: 17 pts., 6 asis., y 22 de Val.ACB. Rivas: 13 pts., 5 asis., 15 Val.ACB. Mallet 16 pts., 3 asis., 14 Val.ACB.

Sergio y Roe son jugadores que lastran al equipo en defensa. Sólo piensan en atacar y en buscarse ellos sus propias canastas. ¿Es esto responsabilidad de ellos? ¿Se les ha fichado para ello o para otra cosa? Ambos fueron, junto a Marconato, los fichajes estrella y su rendimiento no es bueno. Y no lo es porque ellos no están bien y porque Laso no encuentra la forma de hacerles rendir.

Como estamos en crisis y como hay equipos que están en peor situación, las cosas seguirán igual. Si se impone la lógica, el Bruesa salvará la categoría, pero no hay que mirar a otro lado. Este equipo no juega a nada y no todo es responsabilidad de los jugadores… y si el entrenador no recibe ningún toque de atención, tampoco será todo su responsabilidad.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar