La Defensa del Bruesa

En los pocos partidos que hasta el momento se llevan jugados, se empiezan a ver cosas buenas y malas.

Dentro de las buenas está la calidad ofensiva de la plantilla, el alto ritmo de juego y la actitud de la plantilla.
Dentro de las malas está la defensa. El GBC tiene 16ª mejor defensa de la competición. Sólo los dos últimos clasificados (Burgos y La Palma) han encajado más puntos. De media reciben la friolera de 84,5 puntos por partido. Este dato nos dice que hace falta meter al menos 85 puntos para ganar los partidos. No por ser una perogrullada deja de ser significativo, ya que meter siempre esa cantidad de puntos no es fácil. Nada fácil.

Los actuales co-líderes están así:
Alicante: 71,8 (1ª mejor defensa)
Tenerife: 81,5 (14ª mejor defensa)
Rosalía: 72,8 (2ª mejor defensa)

Los rivales hipotéticamente más fuertes además de los citados:
CAI: 74,5
Lleida: 74,5
Breogán: 74,8
Cantabria: 79,7

De momento se va ganando. Eso es cierto. El problema es que esta temporada, la liga está siendo muy competida desde el principio. Nadie está fallando y la temporada es muy larga. Ni más ni menos que 32 partidos de los que se llevan disputados 6 y donde se calcula que el primer clasificado no debería perder más de entre 6 y 9 partidos.

El GBC no está defendiendo bien. Alterna diferentes defensas durante el partido, desde presiones todo el campo, pasando por defensas zonales y defensas individuales (la más utilizada y base de la defensa en el baloncesto moderno). Se es muy agresivo con el hombre que tiene el balón. No importa si nos rebasa. El GBC quiere un ritmo alto de juego. Acciones rápidas. Llevar la batuta… El problema es que no hay ayudas. Falla la primera ayuda, que no existe y se conceden canastas muy fáciles al rival. Si el atacante rebasa a su defensor es canasta muchas, muchísimas veces. Los porcentajes de los rivales del GBC son del 53% en tiros de 2 puntos y del 39% en tiros de 3 puntos. Los rivales del GBC tienen de media 80 posesiones cada partido y hacen 1,06 puntos por cada una

Laso no es amigo de las ayudas defensivas. Entiende que cada jugador debe responsabilizarse de su par. En mi opinión, una cosa no debe ser contraria de la otra. Se debe evitar que el rival el EQUIPO rival haga canastas. Cada jugador debe responsabilizarse, comprometerse a que su atacante no le rebase nunca, pero el equipo debe tener un plan “B”.
Cuando yo era jugador, me daba mucha confianza a la hora de apretar en defensa el saber que si se me iba mi atacante, iba a recibir una ayuda de un compañero. Que, por así decirlo, tenía la espalda cubierta.

El GBC está fallando en eso y está consintiendo que le hagan canastas demasiado fácil. Hasta la fecha, salvo el primer partido, han sido capaces de darle la vuelta a base de acierto ofensivo. Eso está bien. Sin embargo estaría mejor mantener ese acierto ofensivo mientras se mejora el defensivo.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar