Otra vez, así no.

Perder en Granada entraba dentro de lo posible. Perder contra el Barça, por supuesto que también. Más si cabe si se llega al partido con las bajas de Kammerichs y Smith. Más si cabe si el Barça lleva ganados sus 11 (con el de hoy) últimos partidos. David contra Goliath. El problema es que, como pasó en Granada, las cosas no fueron como se preveía y allí, como hoy aquí, se ha podido ganar. Y perdonar ocasiones así se paga caro. Más cuando nuestros principales rivales no perdonan.

El partido ha empezado con el guión previsto: Navarro es el jugador más creativo de la liga ACB y en los 12 primeros minutos llevaba 16 puntos. El GBC defendía con intensidad y dominaba el rebote. En ataque se jugaba en equipo buscando las ventajas en casa situación.
Úriz, Mula, Urtasun, Fajardo y Bradley. Un equipo que defendía correctamente y atacaba con fundamento. Pese a un correcto primer cuarto, el Barça se iba con 5 puntos de ventaja (Navarro 14 pts. en ese primer cuarto).
Ha sido en el segundo cuarto cuando Ivanovic ha rotado a sus jugadores. Principalmente a Navarro. Por parte del Bruesa, Doblas entraba en pista por un Bradley que se empeña en jugarse todos los balones que recibe y la mayoría los recibe a 5 metros y quiere jugarlos de cara y con más de 3 ó 4 botes. ¡Imposible! ¿Nadie en el staff técnico lo ve? ¿Nadie le ha dicho a Michael que eso no puede ni debe hacerlo? ¿O es que acaso a los entrenadores les parece bien que lo haga?
Bien, en el segundo cuarto ha sido cuando mejor a jugado el GBC. Con sentido de equipo, con Mula creando juego para sus compañeros y con Doblas castigando el fortísimo juego interior del Barça. 25-19 de parcial y 1 punto de ventaja al descanso. El GBC no dejaba correr al Barça, Lakovic estaba anulado, como anulado estaba el juego entre postes blaugrana. Valentía en defensa y criterio en ataque para dar esperanza a los casi 10000 aficionados.

La segunda parte comenzó con Marconato en el Barça y Ordín en el Bruesa. Marconato sacaba a Bradley a los 5 metros y Fisac decide sentar a Mula tras dos fallos en el el tiro del bosnio. Fisac empezó a rotar extrañamente a los jugadores empeñándose en mantener en pista a un Ordín que debe tirar muy bien en los entrenamientos -ver último párrafo de la noticia-. Fisac apuesta por él cenas. Lo que no sabemos es si tiene algún otro interés en este jugador. Si no, no se explica el empecinamiento en tener en pista a quien resta en vez de sumar. También mantiene al americano jugándose todo lo que llega a sus manos de cualquier manera y en cualquier posición. No se repite ningún patrón visto en la primera parte y el equipo pierde el espíritu que le había dado la posibilidad de ganar el partido. A partir de entonces, cada jugador queriendo resolver por su cuenta. Sin rumbo. Sin alma. Y todo amenizado con la versión de King África de Paquito el Chocolatero.

Este partido se lo ha cargado Fisac con sus incomprensibles cambios en el tercer cuarto. El baloncesto, como casi todo en esta vida, es un estado de ánimo. El GBC estaba en un estado anímico positivo y creyéndose capaces de ganar al Barça en Ilunbe. Un estado anímico que les estaba manteniendo la mente abierta, capaz de ver las soluciones y no los problemas. Fisac ha decido que ni Mula ni Doblas ni Urtasun ni casi Úriz jugasen el tercer cuarto. Ha decidió que los galones debían llevarlos Bradley y Ordín. Consecuencia, 11 puntos en el tercer cuarto y 68-76 en el marcador final.

Podremos hablar de las bajas de Smith y Kamme; de los porcentajes de tiro; de la ventaja en el rebote; de estadísticas varias… El baloncesto es un estado de ánimo. El equipo debe cimentarse en la defensa y en los jugadores capaces de crear ofensivamente. Se ha de ser coherente y justo con quien lo está haciendo bien. Nadie debe jugar por su apellido o por lo que cobra, sino por lo que vale y lo que aporta. Quien es quien dentro del equipo debería estar claramente definido. Se creía que el elegido era Ordín (de quien Fisac dijo que estaría en la selección…). No lo es y todos sabemos quien es el elegido. El de más talento. Todos menos Fisac. Este es el Barça más caro de la historia. Esta es la plantilla más cara este año en Europa. Este el club que tiene algunos de los mejores jugadores europeos. Este es el equipo que tiene al entrenador más exigente… Bajo estas premisas, hay un jugador, Navarro, que juega hoy contra el Bruesa (17º clasificado) 33:13 minutos. Como lo viene haciendo toda la temporada ante cualquier rival. Hoy en el Bruesa quien más ha jugado lo ha hecho 8 minutos menos que él. En el tercer cuarto, con Mula en el banquillo durante más de 5 minutos, Fisac decide sacar al campo a Santa (que ha sido muy honrado en su esfuerzo); cuando todo está decidido a falta de poco más de un minuto juega con Pavlidis de 3… ¿Donde está el Norte Fisac?

Ahora ya estamos en puestos de descenso. Ahora ya no hay nada que perder. Ahora hay que jugar los partidos para ganarlos sí o sí. El primero en Fuenlabrada, que lleva 2 derrotas consecutivas y no se juegan nada. Es la salida menos difícil de las que quedan. Es la primera oportunidad. Sin excusas.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar