Bruesa 75 – 62 TAU

Gran victoria la del Bruesa ante el TAU únicamente empeñada por las lesiones de Popovic y Roe.

El Bruesa jugó un partido espectacular en cuanto al nivel de concentración y confianza. La labor de preparación del partido por parte del equipo técnico se mostró eficicaz y la puesta en práctica por parte de los jugadores notable.
El TAU se presentaba con la baja de Vidal, la recuperación de Spliter y la presencia de un lesionado Prigioni a quien se le tuvo que exigir más de lo que su maltrecho pie podía soportar.
Bruesa por primera vez en la temporada, jugó con al menos un alero alto durante todo el partido. Además, planteó una defensa que cambiaba en todos los bloqueos indirectos sabedores de que al TAU se gusta de jugar con 3 hombres interiores (intentando hacer llegar el balón a Mickeal en el poste bajo).
Así, si tengo que decir cuál fue la clave de la victoria del Bruesa, esta sin duda fue el rebote. Bruesa capturó 45 por 25 del TAU (9 rebotes defensivos más y 11 rebotes ofensivos más). Con semejante diferencia en un apartado tan importante, es francamente difícil perder un partido. La defensa del Bruesa fue la mejor que se ha visto en mucho tiempo. También hay que decir que lo que más daño ha hecho al Bruesa hasta la fecha, las penetraciones de los exteriores rivales para acabar en entrada a canasta o asistencia, no pudo hacerlo un TAU mermado en la posición de base, donde Shakur no dio la talla (y fue «castigado» sin jugar en la 2ª parte) y Prigioni jugó infiltrado una vez más por su lesión el pie. De este modo, un Bruesa confiado en que el trabajo defensivo les daba la seguridad de que podían atacar sin miedo a fallar, ya que su defensa era tan sólida que taparía cualquier carencia. Con ese nivel de confianza el Bruesa jugó una primera parte espectacular, dejando al TAU en 15 puntos en primer parcial y sólo 11 en el segundo cuarto. Destacó que el Bruesa capturó el 100% de los rebotes en su canasta, mientras el TAU sólo aseguró el 28% de los rechaces en su aro. Devastador. Este dato se niveló en 2º cuarto donde el TAU puso en pista a Spliter junto a Barac o McDonald (70% por 77%).
La segunda parte comenzó con el «castigo» a Shakur y con un Prigioni intentando contagiar a sus compañeros su habitual nivel de intensidad. El TAU buscó mucho más el juego desde Mickeal y Rakocevic y a base de buscar acelerar las acciones ofensivas del Bruesa buscando continuos dos contra uno consiguieron lo que todos, incluso los integrantes del Bruesa, esperaban. Y esto no era más que remontar. Así el parcial del tercer cuarto fue claramente para el TAU gracias a un parcial de 14-25. Los de Ivanovic consiguieron casi los mismos puntos en este cuarto que en toda la primera parte. Aun así, en ningún momento consiguieron culminar la remontada y ponerse por delante en el marcador. y el Bruesa más veterano de todos los tiempos supo gestionar la ansiedad y con el trabajo defensivo como costante durante todo el partido (volvieron a dejar en 12 puntos al rival en el 4º cuarto), un Marconato acertadísimo y un explosivo Sergio Sánchez pusieron la puntilla a una victoria que debe dar mucha moral y confianza al Bruesa.

Tal y como comenté que partidos como el jugado contra el Real MAdrid pueden hacer penar al Bruesa, este partido ante el hasta la fecha invatido TAU es un paso al frente ya que la teoría dice que los de Vitoria no perderán muchos partidos ante rivales directos del Bruesa (o al menos eso espero).

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar