Un paso al frente

La derrota en Bilbao y las victorias de los más directos rivales colocan al GBC en el precipicio. No es, desde luego, la situación ideal. Sin embargo hay que ser positivos y valorar lo visto en Bilbao, que si se mantiene en los partidos venideros puede significar un nuevo patrón y la consecución del objetivo de la permanencia.

El GBC jugaba con las importantes bajas de Kammerichs y de Mula. El equipo salió muy involucrado al partido. Se defendió con mucha intensidad y se jugó con mucho deseo. El planteamiento táctico fue correcto y hubo jugadores que dieron un paso al frente, como Úriz, que hizo un buen partido. En el debe, claramente la falta de fluidez del equipo, que según pasaba el partido era más evidente y culminó en el último cuarto en que en los últimos 4 minutos sólo se consiguieron 4 puntos (2 desde el tiro libre) y faltaron ideas y criterio para anotar. También destacó el nefasto partido de Smith, que cuando tiene que ser el que tira del carro le pesa más de la cuenta.

El club ya ha movido ficha para aliviar esta carencia con la incorporación de Mula. Con él se debe mejorar en la eficiencia ofensiva tanto en los finales de partido, como en la dirección a lo largo de todo el encuentro. Esperemos que también ayude a que Smith, sin la responsabilidad de ser el jugador franquicia, consiga aportar con regularidad.

El Domingo que viene llega el Capitol. Se encontrará a un Bruesa muy motivado y a unos 10000 aficionados que van a empujar a tope al equipo. Hay que dar un paso al frente y el Domingo es la primera oportunidad.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar